Un sablista ejemplar

  • 'Historia de una mentira'. Robert Louis Stevenson. Trad. María Jesús Pascual. Belvedere. Madrid, 2011. 103 págs. 13 euros.

Comentarios 0

Belvedere publica una nueva traducción de la Historia de una mentira, pieza breve que Stevenson escribió a bordo del Devonia, en el verano de 1879, cuando se dirigía al encuentro de Fanny Osbourne, su prometida americana. De la experiencia de aquella travesía saldrá también, tiempo más tarde, su novela The amateur emigrant, traducida recientemente por Eduardo Jordá como El aprendiz de emigrante. Ninguna de estas obras pertenece al número de aquellas que le dieron mayor celebridad al escritor de Edimburgo; no obstante, y en lo que atañe a la Historia de una mentira, en este relato hallamos uno de sus más soberbios rasgos literarios: aquella humanización del mal que hizo de Long John Silver un bucanero simpático, turbulento y mezquino.

Este mismo caso es el que encontramos en el personaje del Almirante en Historia de una mentira. El Almirante es un pintor abominable, un reputado sablista y un padre poco ejemplar. Aun así, cuanto hace y dice este viejo bohemio en el relato, nace de una simpatía natural y una extraña suerte de decoro. Tanto los juveniles amores que su presencia arruina, como el precipitado final, en el que el Almirante ejerce su benéfico influjo, forman parte de un complejo modo de entender el mundo, de habitar sobre él, que cumple rigurosamente aquella máxima de Stevenson en su Sermón de Navidad: "La cordialidad y la alegría deben preceder a cualquier norma ética: son obligaciones incondicionales". Es, pues, esta cortesía del truhán, su amable desvergüenza, quien da el tono a un relato que, de otro modo, hubiera sido un trágico folletín decimonónico, abrumado por el despecho, el engaño y la miseria.

Gracias, sin embargo, a la presencia equívoca del Almirante, los jóvenes protagonistas esquivan la desgracia. Contrariamente a Goethe y su Fausto, en Stevenson el bien nace del mal, como en un sortilegio inconsecuente.

más noticias de DE LIBROS Ir a la sección De libros »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios