Abran paso al favorito

  • El Atlético debe hacer valer el 2-0 de la ida para apear al Sporting en Lisboa y ser semifinalista

  • Los lusos, en pleno pulso presidente-plantilla

La plantilla del Sporting de Portugal, ayer en un momento distendido de su entrenamiento. La plantilla del Sporting de Portugal, ayer en un momento distendido de su entrenamiento.

La plantilla del Sporting de Portugal, ayer en un momento distendido de su entrenamiento. / andre kosters / efe

El Atlético de Madrid aspira hoy a sus octavas semifinales de la era Diego Simeone, en este caso de la Liga Europa, contra el Sporting de Portugal, en el José Alvalade de Lisboa y con un 2-0 a su favor, una garantía casi total para el equipo rojiblanco bajo el mando del técnico argentino.

Porque desde su llegada, a finales de diciembre de 2011, ya con 367 encuentros de competición oficial disputados, sólo ha perdido por resultados inválidos este jueves en ocho ocasiones, ninguna de ellas en esta temporada, en la que ha caído sólo en seis de sus 48 partidos, el más abultado el 3-1 ante el Sevilla, en los cuartos de final de la Copa del Rey.

Las dudas hoy se centran en el lateral derecho, si Simeone da continuidad a Juanfran Torres, titular los dos últimos choques, o devuelve al once a Sime Vrsaljko, ya superadas unas molestias; en el centro de la zaga, entre Stefan Savic, más probable, o el recién recuperado José Giménez; y en una posición en el medio del campo, con tres opciones para dos puestos entre Gabi, Thomas Partey y Ángel Correa.

El Sporting de Portugal juega tras una semana marcada por conflictos internos en el club lisboeta que han apartado el foco de atención del terreno de juego.

Los errores del primer partido, en especial de la pareja de centrales formada por Coates y Mathieu, desataron la ira de su presidente, Bruno de Carvalho, que utilizó su cuenta de Facebook para criticar a sus futbolistas por el bajo rendimiento.

Tras un amago de suspender a más de media plantilla que finalmente no se llevó a cabo, la relación entre los jugadores y De Carvalho parece haberse roto en el momento más importante de la temporada y con Liga, Copa y Liga Europa todavía en juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios