Con Adams, tampoco

  • El Celta se pasea ante un Granada que sigue sin levantar cabeza

El Celta cortó una racha de dos derrotas consecutivas al vencer a un Granada que no mostró mejoría con el estreno en el banquillo del inglés Tony Adams y que con esta derrota da un nuevo paso hacia al descenso a Segunda.

El equipo local, con un fútbol de poco toque y mucho balonazo, mandó en los primeros minutos, aunque no tardaron los gallegos en equilibrar el duelo con un juego totalmente diferente, de posesiones largas y pases en corto. La zaga celeste evitó en los primeros compases dos remates francos de Andreas Pereira y de Ezequiel Ponce, mientras que la primera opción visitante fue un centro que mandó fuera Bongonda.

No obstante, se adelantaron los gallegos en el marcador por medio de Jozabed, que el pasado verano estuvo muy cerca de fichar por el Granada, al superar a Ochoa en el mano a mano tras indecisión de los centrales locales y recuperación de balón y gran asistencia de Beauvue. El Granada, que tras el 0-1 cambio de sistema, no tiró entre los tres palos en el primer tiempo.

Pese a la necesidad local, el equilibrio se mantuvo en el segundo tiempo, hasta que el Celta encarriló el choque, en el minuto 74, con un golazo de falta directa de Marcelo Díaz, que colocó el balón en la escuadra para que no pudiera llegar Ochoa. Dos minutos después, Beauvue le puso la puntilla a un Granada que cuajó otro pésimo compromiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios