fútbol tercera división

Alberto Piñero está de vuelta

  • El centrocampista del Guadalcacín se encontró "mejor de lo esperado" en su regreso ante el Sanluqueño tras más de cuatro meses lesionado

Alberto Piñero se lanza al suelo para cortar el avance de Marcelo en el partido con el Sanluqueño. Alberto Piñero se lanza al suelo para cortar el avance de Marcelo en el partido con el Sanluqueño.

Alberto Piñero se lanza al suelo para cortar el avance de Marcelo en el partido con el Sanluqueño. / miguel ángel gonzález

Alberto Piñero vuelve a sonreír. El fino centrocampista del Guadalcacín reapareció frente al Atlético Sanluqueño después de prácticamente una vuelta en el dique seco por una rotura parcial en el ligamento anterior de su rodilla derecha. Piñero cayó lesionado el 19 de noviembre en el Nuevo Mirador de Algeciras en una desafortunada acción en la que el portero local, Romero, le cayó encima. Algo más de cuatro meses después volvió a sentirse futbolista. Fue titular frente al Sanluqueño y aguantó prácticamente todo el partido, siendo sustituido en el 85' por Amadeus Giorgi: "Me sentí bien, mejor de lo esperado porque después de tanto tiempo sin jugar creí que me iba a faltar físico. La chispa ya vendrá con los partidos. La rodilla aún me duele en algún giro pero en caliente se soporta, lo malo es cuando se enfría la zona".

El mediapunta asegura que durante estos cuatro meses largos "lo he pasado mal, no sólo por la lesión sino porque no podía ayudar a mis compañeros en el campo. Yo en la grada lo paso muy mal, hasta el punto de que me he tenido que salir antes del final de algún que otro partido porque me pongo histérico. Eso lo llevo mal aunque gracias a Dios nunca he sido jugador de banquillo".

La tabla está muy ajustada, hay muchos equipos implicados y el que se duerma lo puede pagar muy caro"Queremos llegar a la última jornada ya salvados y cuanto antes se consiga, mejor; no se nos puede pedir más"

Piñero recuerda la lesión y "desde el primer momento noté que algo no iba bien. Muchas veces es mejor que se rompa a que esté parcialmente roto, como ha sido mi caso porque la recuperación depende más de cómo es tu cuerpo y cómo regenera mientras que si se rompe, te operas y tienes sus plazos para recuperar".

Con todo, lo que peor ha llevado es "no poder ayudar al equipo" ya que "no tenemos una plantilla amplia para decir que entra uno y sale otro y no se note. El Guadalcacín todos los años está consiguiendo un milagro manteniéndose en la categoría y quien diga lo contrario es que vive en otro mundo", reflexiona uno de los veteranos de la plantilla.

Con cinco puntos de ventaja sobre la zona de descenso, el Guada está en camino de lograr esta temporada ese nuevo milagro aunque Piñero se muestra cauto porque "la tabla está muy ajustada, hay muchos equipos implicados y el que se duerma un poquito al final lo puede acabar pagando caro. A lo mejor otros años había algún equipo ya descolgado pero este año estamos todos y cualquiera puede caer. Por otro lado, ganas dos partidos seguidos y te colocas en una zona tranquila pero lo único que miramos son los tres puntos del domingo y no más allá. El mismo Cabecense parece que está ya salvado pero tampoco se puede confiar porque si se duerme se puede complicar".

Al Guadalcacín le queda un sprint final con rivales de la zona alta (Algeciras y Ceuta) y de la baja (Xerez CD y Atlético Onubense) y aunque Piñero prefiere jugársela "con los de arriba porque a todos nos gusta enfrentarnos con equipos grandes que además tienen estilos que nos puede venir mejor", tampoco quiere "menospreciar a nadie porque al fin y al cabo todos somos equipos de la misma categoría y van a ser partidos difíciles".

El atacante cree que pasando los 40 puntos la permanencia estará a tiro pero advierte de que "queremos llegar a la última jornada salvados y cuanto antes se consiga, mejor" y eso pasa por sumar los máximos puntos posibles en las cuatro próximas jornadas aunque "nos viene un calendario complicado". Piñero observa que a poco que se afine en el Fernández Marchán se darán los pasos para certificar la salvación porque "al Guadalcacín no se le puede pedir más, estamos donde tenemos que estar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios