El Algeciras equivocó el camino ante el Linares

El fútbol se fabrica de situaciones y el Algeciras desperdició ayer una buena de haberse dado una alegría en el estadio Nuevo Mirador ante uno de los equipos más potentes del grupo, el Linares.

La lista de atenuantes es larga: las bajas, el entorno y la polémica. Ayer, frente al Linares, el triunfo se le plantó delante de las narices y el Algeciras no lo vio. Jugó cincuenta minutos en superioridad numérica y descubrió que, apoyándose en un extraordinario Ortiz, podía pisar con frecuencia el área contraria, pero en lugar de aprovecharlo cayó en la trampa del rival, perdió el tempo del partido y se dedicó a bombear balones.

El equipo de casa no supo aprovechar su superioridad numérica y el de fuera tiró de oficio para dormir el partido. Sólo pasado el minuto 90, el Algeciras atrincheró al rival, pero no había más tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios