Alonso deberá esperar a hoy para comprobar las mejoras

  • El asturiano, tercero en la segunda sesión, marca el sexto mejor tiempo global

El español Fernando Alonso (Renault), que logró el sexto mejor tiempo en la jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de España, deberá esperar hasta hoy para comprobar las mejoras de su Renault, al final de una jornada extraña en la que se rodó más rápido por la mañana y en la que por la tarde fue tercero.

Si los resultados del viernes siempre son difíciles de interpretar, en esta ocasión lo son aún más, pero sí que parece que existe una gran igualdad entre los perseguidores de Ferrari, Mclaren-Mercedes y BMW.

Las dos sesiones, disputadas bajo un cielo despejado, fueron dominadas por el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y en la primera de ellas Alonso fue sexto tras los Ferrari, el brasileño Felipe Massa, los Mclaren del británico Lewis Hamilton y del finlandés Heikki Kovalainen, tercero y quinto, respectivamente, y del alemán Nick Heidfeld (BMW), cuarto.

La jerarquía de esta primera sesión era la que se ha establecido desde el inicio de temporada. Alonso era el primero de los perseguidores, tres milésimas por delante de su compañero de equipo, el brasileño Nelson Piquet, pero a un segundo y dos décimas del líder.

Por la tarde las diferencias se igualaron, Raikkonen seguía siendo el más rápido pero con tan solo 84 milésimas de ventaja sobre Piquet y 97 sobre Fernando Alonso. El resultado podría invitar al optimismo, pero el piloto es consciente de que quizás los tiempos de la mañana son más significativos y que hoy tendrá que luchar duro para entrar en la tercera y definitiva parte de la sesión de clasificación.

"El resultado de hoy (ayer para el lector) no es un reflejo de la mejoría, pero viene bien para la moral del equipo, la ilusión de la gente, pero no es suficiente. Veinte minutos antes de acabar la sesión estaba decimoquinto y rodábamos de acuerdo al programa normal que teníamos previsto", comentaba Fernando Alonso, quien añadió: "Luego hemos puesto los neumáticos blandos y bajado gasolina y estamos segundo y tercero, pero que nadie se engañe con este resultado".

Quizá quién más ocultó sus cartas fue la escudería alemana BMW, que en ningún momento de la jornada estuvo entre los primeros, pero casi nadie duda que incluso hoya luchará por conseguir el primer puesto en la formación de salida, que ya logró el polaco Robert Kubica en Bahrein.

Toyota, que se había convertido en el cuarto equipo después de las tres primeras carreras, también debió esconder sus cartas, ya que ocupó la decimosexta y decimoséptima posición con el alemán Timo Glock y con el italiano Jarno Trulli, pero seguro que hoy luchará como en las anteriores pruebas por conseguir un puesto entre las primeras tres filas.

La jornada no fue buena para Kovalainen, a cuyo Mclaren tuvieron que sustituirle la caja de cambios entre las dos sesiones y en la segunda se le paró el motor.

Hasta hoy Alonso y los aficionados, a los que agradeció su apoyo saliendo a saludar al final de las pruebas, no podrán calibrar los progresos del R28.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios