Ancelotti y Zidane, maestro y discípulo

"Estoy durmiendo muy bien, sin problemas", aseguró con una sonrisa pícara Carlo Ancelotti días antes del duelo entre el Bayern Múnich y el Real Madrid por la Liga de Campeones. El técnico italiano no pierde la tranquilidad por nada en el mundo, una virtud que supo imitar rápidamente su discípulo Zinedine Zidane.

El encuentro de hoy no sólo enfrentará a dos de los equipos más importantes del fútbol mundial, sino también a dos de sus entrenadores más exitosos. Un maestro y un alumno que supieron hacer del bajo perfil, la serenidad y la administración de los egos del vestuario las claves del triunfo.

Saber conducir planteles plagados de estrellas no es una tarea sencilla. De eso puede dar cátedra Ancelotti, un hombre capaz de mantener motivados y de buen ánimo a figuras tan disímiles como Cristiano Ronaldo, Zlatan Ibrahimovic, Didier Drogba o... Zidane. El francés, que fue dirigido por Ancelotti entre 1999 y 2001 en la Juventus, ha demostrado en muy poco tiempo ser uno de sus mejores alumnos.

"Un entrenador debe pensar en todo, todos los días. Hay que intentar que todos los futbolistas estén conformes y trabajen bien. Los 24 jugadores de la plantilla, no sólo un par", explicó alguna vez Zidane, que asegura que le queda "muchísimo para ser un entrenador importante".

Pese a su corta trayectoria como técnico, Zidane consiguió ya ganar una Liga de Campeones, un Mundial de Clubes y una Supercopa de Europa con el Real Madrid, todos en 2016. Junto a Ancelotti, es una de las ocho personas que fueron campeonas europeas de clubes como jugador y entrenador.

El italiano no tuvo el brillo de Zizou como futbolista, pero cuenta con un palmarés envidiable: ganó dos veces la Copa de Europa con el Milan como jugador (1989 y 1990) y sumó otros tres títulos de Champions como técnico, dos con el club italiano (2003 y 2007) y uno con el Real Madrid (2014).

Tras coincidir en la Juventus, Ancelotti y Zidane volvieron a encontrarse en el Real Madrid, donde el francés fue asistente técnico del italiano. Pocos meses después de que Rafael Benítez sustituyera a Ancelotti, el español fue destituido y Zidane asumió las riendas.

"Que será un duelo entre maestro y alumno es seguro", convino Zidane apenas conocido el sorteo de cuartos de final. "Y volver a enfrentarme a él va a ser especial porque aprendí mucho a su lado", aseguró el técnico galo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios