Anfield, para empezar

Steven N'Zonzi. Steven N'Zonzi.

Steven N'Zonzi. / víctor rodríguez

El Liverpool y Sevilla arrancan hoy la fase de grupos en el grupo E de la Liga de Campeones en una cita en la que los sevillistas sueñan con tener el mejor estreno en su tercera participación seguida en esta competición y también en el mítico Anfield, ante un rival histórico y con ganas de revancha.

El Liverpool, un pentacampeón de Europa en horas bajas -su último título fue la Copa de la Liga en 2012-, busca renacer en su regreso este año al máximo torneo continental y tiene cuenta pendientes con el Sevilla desde que los hispalenses le ganaron en 2016 la final de la Liga Europa (3-1 en Basilea, con remontada andaluza en la segunda mitad), una decepción de la que ahora buscará tomarse la revancha.

Ése era el único precedente entre ambos, hasta que el bombo les volvió a unir en un grupo de Champions en el que, a priori y con permiso de Spartak de Moscú y de Maribor esloveno, son los favoritos en la lucha por las dos primeras plazas que dan acceso a unos octavos de final que los reds no alcanzan desde el curso 2008-09.

En su quinta presencia en una fase de grupos, el Sevilla llegó a octavos el pasado año, pero cayó frente al entonces campeón de la Premier League, el Leicester City (2-1 en Sevilla y 2-0 en Inglaterra), un mazazo del que los sevillistas quieren ahora resarcirse superando primero el grupo y luego los octavos.

El Sevilla, como todos los veranos, se ha renovado mucho -sólo siguen siete de los que ganaron esa Liga Europa al Liverpool: Soria, Rico, Escudero, Pareja, Carriço, N'Zonzi y Banega-, pero para seguir creciendo con retos ambiciosos ha hecho la mayor inversión de su historia: unos 60 millones de euros, en 9 fichajes.

Con su nuevo técnico, el argentino Eduardo Berizzo, eliminó en el play off al Estambul Basaksehir (1-2 y 2-2), sigue invicto y es tercero en la Liga, por lo que el equipo confía en sus armas pese a no haber disipado del todo las dudas en este inicio de la temporada.

Berizzo tiene la baja sensible de última hora de Nolito, ex del Manchester City que acabó el duelo del sábado con el Eibar con una lesión en el isquiotibial, aunque recupera al colombiano Muriel y a los argentinos Pareja, Pizarro y Banega.

Klopp, por su parte, podría contar con el brasileño Coutinho, uno de los nombres propios del verano tras su frustrado traspaso al Barcelona, que aún no ha debutado en esta temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios