El Arcos B-La Salle Puerto Real acaba con una batalla campal

Un partido de juveniles que termina como una batalla campal. El campo Antonio Barbadillo de Arcos fue el peor escenario de lo que se supone que debe ser el deporte en una edad de formación. El encuentro entre los juveniles del Arcos B y de La Salle de Puerto Real B (Primera Provincial juvenil) acabó a torta limpia, llevándose la peor parte un futbolista del conjunto lasaliano que sufrió una importante herida a la altura de la ceja derecha que precisó asistencia médica. Los incidentes desembocaron en la presentación de denuncias hacia los agresores que, según informó ayer La Salle PR, son jugadores del Arcos B.

El partido se desarrolló por cauces medianamente normales a pesar de que, tal y como denuncia el club puertorrealeño, un sector del público estuvo insultando al jugador lasaliano A.D., un futbolista de color. Con un marcador contundente (6-1) a favor de los arcenses, lo peor llegó a la conclusión del encuentro. Tal y como expone La Salle PR, el capitán del Arcos B se dirigió a M.M., defensa del equipo que hizo las veces de visitante, para increparle verbalmente. El jugador de la escuadra serrana no se paró ahí y soltó a M.M. un golpe a la altura de la cara. Esta acción dio paso a una tángana en la que fueron entrando jugadores y técnicos de ambos equipos, tratando de calmar la situación. Antes de lograrlo el jugador lasaliano conocido por Yiyi se llevó la peor parte como consecuencia de un puñetazo que le alcanzó la parte superior del ojo derecho y que le provocó una herida que sangraba de forma abundante. Yiyi recibió las primeras curas en el mismo campo a la espera de la llegada de asistencia médica.

El parte de guerra de La Salle PR B no se queda ahí, ya que otros dos futbolistas de este equipo sufrieron daños de diferente consideración en el rostro y en la espalda. El club lasaliano ha presentado denuncia ante la Guardia Civil.

La otra parte de esta historia, la que corresponde al AD Arcos B, expuso ayer su versión de los hechos lamentando en todo momento lo sucedido y asegurando que ya ha tomado medidas contra los agresores. Juan Ayllón, coordinador del fútbol base del Arcos, se mostró ayer apesadumbrado por los hechos, que recordaba de la siguiente manera: "El partido transcurrió de forma normal, pero a la finalización un jugador de La Salle que se había lesionado se enfrascó con el capitán del Arcos. Se formó una trifulca con intercambio de golpes, de los que yo me llevé alguno al intentar separar, y entramos más personas para tratar de calmar los ánimos". Ayllón fue consciente de la gravedad de la herida sufrida por Yiyi y asegura que su club le desea una pronta recuperación. "Quiero que al chaval no le pase nada y he tratado de hablar con La Salle para interesarme por su estado de salud", explicó.

El Arcos ya ha tomado las primeras medidas. El capitán del juvenil B ha sido apartado del equipo, mientras que en el club serrano se está a la espera de la investigación de la Guardia Civil para saber el nombre de los otros futbolistas arcenses que intervinieron en la agresión, a fin de actuar de la misma manera que con el capitán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios