motociclismo

Argentina se prepara para el duelo 'Dovi'-Márquez

  • El circuito de Termas de Río Hondo acoge la segunda prueba del mundial

  • El italiano de Ducati le ganó la partida al español en Qatar

Andrea Dovizioso, en cabeza de la carrera disputada en Losail por delante de Marc Márquez y Valentino Rossi. Andrea Dovizioso, en cabeza de la carrera disputada en Losail por delante de Marc Márquez y Valentino Rossi.

Andrea Dovizioso, en cabeza de la carrera disputada en Losail por delante de Marc Márquez y Valentino Rossi. / NOUSHAD THEKKAIL/efe

El Mundial de MotoGP toca suelo americano para celebrar las pruebas argentina y estadounidense, la primera este fin de semana en Termas de Río Hondo en territorio sudamericano. Andrea Dovizioso llega líder a la segunda cita del campeonato después de ganar en la prueba inaugural celebrada en el circuito de Losail y Marc Márquez, defensor del título y segundo en Qatar, ya comprobó a las primeras de cambio que de nuevo será el italiano su máximo rival en la lucha por el cetro mundialista.

En efecto, la carrera qataría demostró que 'Dovi' ha comenzado la temporada llevando la iniciativa: fue el más fuerte en aceleración y, lo más sorprendente, en el paso por curva y en las frenadas, demostrando que la Ducati está a la misma altura que la Honda... o eso al menos fue lo que se vio en Losail.

Argentina, territorio Honda y Yamaha: dos triunfos de Márquez y uno para Rossi y Viñales

Pero el de Cervera llega a un trazado en el que ya ha ganado dos veces (2014 y 2016), pese a que se fue al suelo el año pasado en un momento complicado. A la espera está Valentino Rossi (Movistar Yamaha MotoGP). El italiano subió al podio en Qatar y sabe lo que es ganar en Argentina. Fue en 2015, cuando se enfundó la camiseta albiceleste de Maradona: a 'showman' y a 'ganar' carreras fuera de la pista no hay quien le gane. La temporada número 23 de Valentino Rossi ha comenzado con buen pie: el tercer escalón del podio en Losail hace que la afición italiana siga esperanzada en ese décimo título que tanto ansía. En la llegada a Termas de Río Hondo, el piloto del Movistar Yamaha MotoGP desprende optimismo: fue el único en poder aguantar el cambio de ritmo de Andrea Dovizioso (Ducati Team) y Marc Márquez (Repsol Honda). "El año pasado fuimos consistentes en Argentina", comenta Rossi. "Fue la mejor carrera de la Yamaha 2017. Ahora los adversarios están más fuertes y la batalla será más dura. Nuestra moto aquí va bien. Esperamos mantener la forma porque puede haber sorpresas", advierte.

Pero hay más. Maverick Viñales, compañero de Rossi en el Movistar Yamaha MotoGP, vio un rayo de esperanza en el desierto cuando comenzó a seguir el desarrollo mecánico que él quería. Además, el de Roses llega a un trazado en el que ganó el año pasado, cuando tuvo un inicio arrollador que luego se desmoronaría. Peor suerte vivieron en 2017 Dani Pedrosa (Repsol Honda Team) y Jorge Lorenzo (Ducati Team), que se fueron al suelo durante la prueba. Ambos necesitan subir al podio o estar cerca para recuperar sensaciones, uno porque todavía no ha renovado con Honda y cada vez suena más el nombre de Johann Zarco; y el mallorquín porque después de un 2017 decepcionante tiene que dar un paso adelante y adaptarse de una vez por todas a la Desmosedici. No hay que olvidar a Johann Zarco (Monster Yamaha Tech3), que ya ha demostrado que no es una sorpresa y tras la 'pole' en Qatar aspira a todo. En Losail partió en cabeza y lideró gran parte de la carrera, pero cuando Márquez, Dovi y Rossi cambiaron el ritmo, no pudo seguirles. Tampoco hay que desdeñar al Team Suzuki Ecstar pese a la decepción de Losail en un fin de semana en el que Álex Rins rondó el 'top' 5 durante la mayoría de sesiones y Andrea Ianonne fue competitivo aunque el resultado final vio al catalán tirado por el asfalto y al italiano cruzando en 11ª posición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios