Fútbol l Tercera División

La Balona asalta el fortín del Atleti y le arrebata la 4ª plaza

  • Los de Rosillo no entraron nunca en el partido y Noel falló un penalti

Comentarios 1

Golpe de efecto el que dio ayer la Balompédica Linense en El Palmar de Sanlúcar de Barrameda. Los balonos se llevaron los tres puntos, se convierten en el primer equipo que gana esta Liga en Sanlúcar y además arrebatan al Atlético Sanluqueño su cuarta plaza, ya que a pesar del empate a 35 puntos los de La Línea ganaron tanto en el partido de ida como ahora en el de vuelta.

El Atlético Sanluqueño salió al terreno de juego con demasiado respeto a la Balona y además falto de intensidad mientras que los de Baby llegaron con las ideas muy claras: había que ganar sí o sí. A los linenses enseguida se le vieron las intenciones con un disparo de Joseph que se fue fuera por muy poco.

En el Atleti, por su parte, parecía no funcionar nada. Sergio Beato, decisivo en la remontada ante el Xerez B hace una semana, no fue ni su propia sombra, sin duda debido al férreo marcaje que ordenó Baby sobre él. Con todo, lo más peligroso del Sanluqueño en la primera parte partió de sus botas. Así, en el minuto 14 un disparo del jerezano salió rozando el palo.

Sin embargo, la Balompédica estaba mucho más metida en el partido y a los 19 minutos Joseph avisó con un disparo que salvó Jero. El portero sanluqueño no pudo hacer nada cuatro minutosn después cuando Óscar, libre de marca, cabeceaba al fondo de la red una falta que el árbitro concedió al cuadro visitante cuando en realidad la infracción se cometió sobre el lateral izquierdo Ezequiel.

Los verdiblancos acusaron el golpe. El Sanluqueño fue un flan durante varios minutos pero el rumbo del partido pareció cambiar con la (auto) expulsión de Espínola, que propinó un codazo a Ezequiel en el centro del campo y sin que la jugada llevara peligro alguno. El Sanluqueño buscó el empate y Sergio Beato lo tuvo en sus botas, pero el jerezano se encontró con una gran intervención de David Pérez.

En la segunda parte, Rosillo metió a toda su artillería buscando más movilidad en ataque, que por cierto no la hubo. La Balona, sobrada de oficio, se plantó bien en defensa y a la contra llegó el 0-2 tras un fallo de Dani, cuya cesión a Jero se quedó corta lo que fue aprovechado por Miguélez. Dos minutos después acortaba distancias Carrasco con un golazo y puso la emoción en el marcador.

El Sanluqueño se volcó pero la Balona siguió férrea en defensa y apenas sufrió. Los linenses incluso pudieron aumentar su ventaja pero Noel falló un penalti cometido sobre él por un Juanma que a esas alturas del partido renqueaba lesionado. Jero adivinó la intención del punta y paró la pena máxima.

Salamanca tuvo la última ocasión para lograr el empate, pero su remate de cabeza salió fuera por muy poco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios