La Balona gana, el Racing se hunde

Los de El Puerto, por el contrario, sólo están a la espera de recibir el certificado de últimas voluntades, porque el vestuario ya asume que está descendido a Tercera. Y que el mal se quede ahí.

Balonos y portuenses justificaron, sobre todo en el primer tiempo, la condición de habitantes casi perpétuos de las cloacas de la clasificación. Una caída en el área de Miguélez que ni siquiera pareció penalti y un mal centro del inquietante Johny fueron los único apuntable de un primer tiempo soporífero, absolutamente huérfano de fútbol.

Tras el deascanso, al equipo forastero empezó a pasarle factura la intensidad de su esfuerzo y una condición física que se antoja más que justita. Fue dando pasitos atrás hasta instalarse en la trinchera, al borde de su área.

A veintidós minutos del final el banquillo de casa dio entrada por fin a Joseph, que sin conocer los intringulis de vestuario resulta complicado entender por qué no juega mucho más. A diez del final llegó la jugada del partido. Joseph buscó a Manrique, que se movió un paso y soltó un zapatazo al que Manu Taranilla, sorprendido por la dureza del disparo, no pudo replicar. El 1-0 fue la puntilla para el Racing.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios