Barroso "No tuvimos el día y estamos en deuda con la afición"

  • El técnico del Xerez Toyota Nimauto, que sufrió en Pozoblanco la segunda derrota de la temporada, no tiene nada que reprochar a sus jugadores: "Nadie estuvo por debajo de su nivel"

El Xerez Toyota Nimauto perdió el sábado pasado su segundo partido de la temporada aunque Sergio Barroso estaba contento por el juego porque "hicimos un muy buen partido. Incluso mucho mejor que otros que hemos ganado finalmente. Pero esto es un deporte de aciertos y errores. De nada te sirve hacer un buen juego si fallas en lo más importante, el acierto. Nosotros no estuvimos nada acertados en las múltiples ocasiones claras que tuvimos. Su portero, que para eso juega, estuvo muy acertado y sacaron gran rentabilidad a las ocasiones que tuvieron. Por tanto es justo que ganasen", afirma el técnico del equipo jerezano.

Barroso apunta que su equipo tuvo incluso mas ocasiones de gol que en el partido que ganó en la jornada anterior: "Los siete goles ante el Almonte fueron de mayor dificultad que casi todas las ocasiones que generamos en la derrota del pasado sábado. Ante eso no podemos hacer nada. Podríamos habernos enfadado un poco si no hubiéramos generado ocasiones, o que éstas hubiesen sido poco claras o lejanas. Incluso si el rival no nos hubiera dado opción en ningún momento. Pero es que francamente no fue el caso, ya que terminó el partido y sólo podíamos tener palabras de elogio ante el esfuerzo, corazón y calidad puestas por nuestros chicos".

Los jugadores xerecistas se vaciaron en la pista y ante eso, ninguna queja: "Nadie estuvo por debajo de su nivel. La primera parte fue buena y la segunda muchísimo mejor. Encajamos un gol 'normal' en un fallo de transición, que ejecutaron a la perfección en un 2 contra 2. Un gol en propia puerta, en un tiro desde la línea de fondo que buscaba forzar un corner con tan mala suerte que nos dió en una pierna y entró. Y un gol de portería a portería a falta de 15 segundos cuando arriesgamos con portero-jugador en todos los pases. Nosotros sólo uno con muchísimas ocasiones generadas y siendo el segundo equipo más realizador, descartando que seamos un equipo con poco gol, simplemente no fue nuestro día.

El entrenador del Toyota sabe que estos partidos son para sacar conclusiones y "aprender de un rival superdeportivo y aprender de la competición, de la importancia que tiene el instinto 'asesino' a la hora de rentabilizar las ocasiones que generas, ser más eficaces". Ver en las gradas a la afición desplaza "fue lo más bonito y a la vez duro, ya que no pudimos corresponder con puntos a esos aficionados que pasaron los kilómetros y el frío con nosotros. Dieron una muestra extra de la marca del club, tal como reconoció el propio club local. Agradecimos con palabras sinceras y cariño sus ánimos, pero no es suficiente. Estamos en deuda moral con ellos. Nos queda todavía competición para saldarla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios