Campeonatos Europeos de Atletismo 2010

Blanco se hace con el bronce en la exhibición francesa de los 3.000 obstáculos

  • El atleta español se hace un hueco en el podio entre los galos Mahiedine Mekhissi-Benabbad, oro, y Bouabdellah Tahri, plata.

Comentarios 2

El atleta español José Luis Blanco ha logrado la medalla de bronce en los 3.000 obstáculos de los Europeos de Aire Libre que se están disputando en Barcelona, una prueba que ha sido dominada con gran suficiencia por los franceses Mahiedine Mekhissi-Benabbad, oro y Bouabdellah Tahri, plata.

Desde el comienzo de la carrera, los dos corredores galos -ambos marcaron la mejor marca en su serie de semifinales- imprimieron un ritmo muy alto, imposible de seguir para los diez restantes atletas.

"En la final no habrá labor de equipo", afirmó el gerundense antes de encarar la cita continental. Y así fue, él hizo su carrera. Desde el principio se colocó en la parte delantera del grupo perseguidor y ha realizado una última vuelta sublime, logrando parar el crono en un tiempo de 8 minutos, 19 segundo y 15 centésimas.

Además, el otro participante español de la final, Eliseo Martín, no ha podido mostrar su mejor nivel y ha concluido octavo al parar el crono en 8:27.49, lejos de Mekhissi Benabbad y Tahri que han realizado una exhibición portentosa sobre el Estadio Olímpico en Montjuic.

Dedicatoria a Samaranch

Blanco ha dedicado su medalla al presidente de honor del COI, Juan Antonio Samaranch, fallecido el pasado mes de abril, con quien mantuvo una reunión un mes antes de su muerte.

"Esta medalla es en buena medida suya, porque él me comentó personalmente, en su despacho, que estaría presente hoy en el estadio, me preguntó qué día y a qué hora corría y marcó en su agenda el momento para venir a ver la carrera y entregar las medallas", ha explicado Blanco.

El fondista catalán también ha desvelado que las palabras de Samaranch le hicieron "pensar dos cosas, qué presión y qué motivación, aunque al final, lo más importante ha sido la motivación que me dio para entrenarme a tope para esta carrera".

"Ha sido una última vuelta increíble, apoteósica con el estadio vibrando a tope, hasta el punto de que el último obstáculo lo veía doble, tenía miedo de caerme, porque parecía que se movía el estadio, con tanta gente. Llegar a la meta ha sido una sensación inmensa", ha comentado Blanco, que ha calificado de "gran éxito su tercera plaza", por detrás de los dos corredores franceses, Mekhissi-Benabbad y Tahri, "los mejores europeos de la historia", inalcanzables para el corredor de Lloret de Mar (Girona).

Envuelto en una bandera del Barcelona, Blanco ha explicado que prefirió elegir una bandera del club azulgrana "para que no se enfade nadie si cojo sólo la bandera catalana o sólo la bandera española".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios