¿Cambio de ciclo en Italia?

  • El Nápoles continúa dispuesto a terminar con el dominio de la Juve.

Icardi celebra uno de sus tantos en el derbi milanés. Icardi celebra uno de sus tantos en el derbi milanés.

Icardi celebra uno de sus tantos en el derbi milanés.

Todavía es pronto. Sólo van ocho jornadas en la Serie A, pero la sensación es que el fútbol italiano podría estar dando un giro importante, gracias al Nápoles, que sigue dando pasos adelante para terminar con el dominio de la Juventus en estos últimos años. Y la última prueba fue el pasado sábado, cuando se impuso a domicilio a la Roma para escaparse en la tabla, al situarse líder con el pleno de puntos.

Un solitario gol de Lorenzo Insigne a los 20 minutos de juego supuso la octava victoria en otras tantas jornadas para un Nápoles que dio muestra de madurez y que aprovechó la derrota sufrida por la Juventus contra el Lazio para reforzar su liderato. Sigue imparable el equipo del técnico Maurizio Sarri, que castigó a la Roma con su segunda derrota del año y que fue impulsado también por una gran actuación de Pepe Reina.

El conjunto napolitano, que llegaba a esa cita con el pleno de puntos y la mejor delantera de la Serie A (3.57 goles por partido), saltó al campo con autoridad y se fue al descanso por delante 1-0 gracias a Insigne. El internacional italiano combinó con Mertens y definió con un remate de pierna derecha ajustado al segundo poste que adelantó a su equipo y que le permitió alcanzar las 100 dianas en su carrera.

Los celestes lograron aguantar la presión de los locales y defender una trascendental victoria de cara a sus opciones de pelear hasta el final por el Scudetto. Por su parte, la Roma, que será rival del Atlético Madrid en la Liga de Campeones, perdió una ocasión para acercarse a la zona noble de la tabla -está a nueve puntos ya del Nápoles- y no termina de carburar. Todo lo contrario que la Lazio, que está a seis puntos de los napolitanos pero con la moral intacta, después de obtener los tres puntos ante la Juve en la capital turinesa.

Immobile sigue brillando con luz propia, la misma que sigue candente en Nápoles, donde la hinchada local sigue soñando con reinar en el Calcio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios