liga de campeones · Juventus-Barça

Clásico europeo sin favorito

  • El Barcelona deberá subir considerablemente su nivel para superar a una Juventus en un gran momento

  • Los italianos confían en Dybala e Higuaín ante Messi, Luis Suárez y Neymar

Luis Suárez, Messi y Neymar, siempre inseparables, bromean en el césped del Juventus Stadium. Luis Suárez, Messi y Neymar, siempre inseparables, bromean en el césped del Juventus Stadium.

Luis Suárez, Messi y Neymar, siempre inseparables, bromean en el césped del Juventus Stadium. / alessandro di marco / efe

Juventus y Barcelona reeditarán hoy la final de la Liga de Campeones de 2015 en la apertura de la eliminatoria de los cuartos de final, que se presenta sin favorito por el incierto momento de forma que atraviesan los azulgrana.

Es la mejor Juventus ante el Barcelona más dubitativo. Mientras el conjunto italiano pisa fuerte en su camino hacia un nuevo título de la liga italiana, el equipo azulgrana mostró todas sus debilidades al caer por 2-0 ante el Málaga y perder así la oportunidad de alcanzar al Real Madrid en la cabeza de la Liga.

Fue un mal Barcelona, un equipo superado por un rival modesto que expuso las carencias actuales del conjunto que dirige Luis Enrique. Especialmente defensivas, pues se trata de un equipo que concede bastantes ocasiones, y claras, al equipo contrario.

La Juventus sabe que está ante una gran oportunidad, y más viendo el estado de forma de jugadores como los argentinos Dybala e Higuaín, las auténticas referencias ofensivas de un equipo que por otra parte defiende tan bien como siempre.

La cuestión está en saber qué tipo de Juventus se verá: si la tradicional, con obsesión por la marca y pendiente de la efectividad de sus delanteros, o un equipo osado que busque una buena renta para el partido de vuelta.

Lo que sí sabe el equipo de Massimiliano Allegri es que ninguna ventaja sería lo suficientemente amplia para viajar tranquilo a Barcelona. Así lo demostró el conjunto azulgrana en octavos, cuando logró la mayor remontada en la historia de la Liga de Campeones al ganar 6-1 al París Saint-Germain en la vuelta tras caer 4-0 en la ida.

Mientras la Juventus tiene a su disposición a todos sus jugadores importantes, el Barcelona tendrá que resolver una baja especialmente sensible, como es la del sancionado Busquets.

Pocos recambios tiene el conjunto azulgrana para un futbolista tan imprescindible como es el español. Lo más seguro es que Mascherano adelante su posición para integrarse en el centro del campo, aunque Denis Suárez y Andre Gomes -ambos muy criticados por sus actuaciones del sábado- podrían ser otras opciones. Al menos, el Barcelona recuperará al central Piqué, ausente ante el Málaga por sanción. Su equipo necesita a su mejor defensa.

Además, Iniesta jugaría como armador del equipo junto a Rakitic y la delantera quedaría para la MSN, el tridente compuesto por Messi, Luis Suárez y Neymar. Eso sí, el Barcelona deberá estar pendiente de los avisados de sanción, que son Piqué, Rakitic y Neymar.

Delante se reencontrarán con un viejo conocido, el brasileño Dani Alves, quien durante ocho temporadas fue partícipe de todos los logros con el Barcelona. Ahora agota en Italia sus últimos años como profesional, y a buen nivel.

El Juventus Stadium presentará un magnífico aspecto en el intento de alentar a su equipo para vengar el 3-1 sufrido en la final de hace dos años en Berlín. Ve al actual Barcelona vulnerable. Pero nunca será indestructible, como bien demostró ante el PSG. Sin embargo, bien haría el conjunto azulgrana en no seguir jugando con fuego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios