liga de campeones . Atlético-Leicester

Confianzas, las justas

  • El Atlético, que encadena ocho partidos sin perder, quiere encauzar el pase ante el Leicester desde la ida

Griezmann y Filipe Luis. Griezmann y Filipe Luis.

Griezmann y Filipe Luis. / Efe

La Liga de Campeones regresa al Vicente Calderón y a la lista de prioridades del Atlético de Madrid, enfrentado en los cuartos de final el Leicester, en un combate intenso y clave de cara a su gran meta del curso.

Porque ha sido subcampeón en dos de las últimas tres ediciones, porque es el único título que le falta al Atlético y Diego Simeone y por el dolor y la decepción que generaron las dos finales perdidas ante el Real Madrid, sobre todo la última hace menos de un año en San Siro, la Champions tiene desde entonces un tono diferencial, de anhelo, de revancha y de ambición.

Con permiso de la tercera posición, que defiende en las siete jornadas finales frente al Sevilla, es el objetivo del Atlético, el título más deseado y el único posible a estas alturas, lejos de la Liga y eliminado de la Copa del Rey.

El choque llega en el mejor momento para ambos. El Atlético, que ya ha zanjado la irregularidad que le mermó entre noviembre y diciembre, encadena ocho partidos sin perder. El sábado empató 1-1 en casa del Real Madrid para refrendar una de sus máximas: no precisa demasiado para obtener buenos resultados. En el Santiago Bernabéu apenas necesitó los 20 minutos finales de dominio para llevarse un punto y cerca estuvo de la victoria.

Ahora regresa a la Liga de Campeones, torneo en el que tiene depositadas todas sus esperanzas esta temporada. Buscará su tercera semifinal en los últimos cuatro años, lo que explica el enorme grado de fiabilidad alcanzado por el equipo de Diego Simeone en la máxima competición continental.

Mientras que el Leicester, vigente campeón de la Premier League, ha alejado los fantasmas del descenso después de conseguir seis victorias en los últimos siete encuentros disputados la competición británica. "Si jugamos como lo venimos haciendo en las últimas semanas, podemos ganar a cualquiera. Estamos afrontando con mucha confianza todos los partidos y este tipo de encuentros son los que quiere jugar cualquier profesional", razonó en la previa el meta Kasper Schmeichel. El Leicester atesora mucha de las virtudes que tiene el Atlético. Así, en un buen día demuestra que es un equipo con auténtica ética de trabajo, un sistema defensivo caracterizado por las ayudas y una delantera extraordinariamente móvil que tiene en el carismático Jamie Vardy al favorito de su hinchada.

El Vicente Calderón se llenará para presenciar un choque inédito en la Liga de Campeones y que tiene al Atlético como gran favorito. Su propósito será lograr una sólida renta, porque el Leicester ya avisó en la eliminatoria de octavos que no conviene subestimarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios