Ciclismo

Contador vuelve a subirse a la bicicleta en Portugal

  • El ciclista ha recibido el apoyo de numerosos aficionados durante la primera etapa de la Vuelta al Algarve.

Comentarios 1

La presencia del ciclista español Alberto Contador tras una pausa forzada de casi siete meses ha sacudido el sur de Portugal. Mucha emoción, gritos y empujones marcaron la salida del tricampeón del Tour de Francia en la primera etapa de la Vuelta al Algarve, su primera carrera tras su absolución por su positivo por clembuterol.

El ciclista español se mostró "muy feliz" por estar allí. "Siento una satisfacción enorme, no sólo por mí, sino por el equipo y los patrocinadores", agregó.

Pero Contador advirtió: "Estoy lejos de mi forma ideal, hace días que no duermo". Al pistolero, el revuelo desatado en la región del Algarve no le agradó lo más mínimo."Es una pena. Es negativo que el doping cause tanta expectativa", afirmó el hombre con el "1" en la espalda tras haber ganado la prueba el año pasado.

El martes, la Federación Española le había absuelto de la acusación de doping. "Fue muy intenso", dijo el triple ganador del Tour de France y vencedor en las dos últimas ediciones de la Volta portuguesa.

En Lisboa, Contador había perdido el martes el último avión del día a Faro, por lo que tuvo que tomar un taxi para hacer 300 kilómetros con su compañero Dani Navarro."Fueron casi tres horas, llegamos al hotel de Albufeira a las dos y media de la mañana", contó cansado.

Pese a todos los contratiempos, el acoso de los periodistas y la persistente lluvia y el fuerte viento que azotaron al Algarve, Contador se mostró alegre y distendido.

 "Creo que aquí no hubo tantos periodistas ni siquiera tras el secuestro de la niña inglesa Maddeleine, y todo esto por un ciclista", contó muy sorprendido el escocés Sean, de 62 años, que vive en la vecina Albufeira desde hace más de 15 años.

En vista de la invasión de periodistas de todo el mundo entero, la edición online del periódico local Público afirmó: "Contador convierte a Portugal en centro del mundo".

Mientras los muchísimos periodistas se arremolinaban en torno a Contador, entre empujones y quejas, los aficionados españoles expresaban su solidaridad desde las gradas a gritos: "¡Estamos contigo!".

Poco después, el lñider del equipo Saxo-Bank volvió, finalmente, a pedalear. Contador se subió a la bicicleta oficialmente por primera vez desde su triunfo en el Tour de France 2010. Estaba suspendido desde agosto por dar positivo con clembuterol en un control realizado en la prueba gala.

Junto a otros 167 ciclistas encaró los primeros 157,7 kilómetros entre Loulé y Albufeira, una etapa con dos cotas de montaña y dos sprints intermedios. "¡Te amamos!", gritó una española cuando su ídolo pasó a su lado.

La Vuelta al Algarve sirve a los ciclistas de preparación para las primeras clásicas de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios