Deportes

Cristiano vuelve el Día D a la Hora H

Cristiano Ronaldo. Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo. / juanjo martín / efe

Inmerso en la temporada más gris que se le recuerda, Cristiano Ronaldo apareció una vez más para rescatar al Real Madrid de las garras del abismo con un doblete en su competición fetiche, esa Liga de Campeones que lo transforma.

El equipo blanco yacía en la lona tras el gol de Rabiot, que había adelantado al temido PSG. Pero el portugués empató de penalti justo antes del descanso y celebró el 2-1 en la recta final tras un poco ortodoxo remate con la rodilla. Marcelo, dos minutos después, abrió el champán y convirtió el Santiago Bernabéu en una auténtica fiesta.

"Reyes de Europa, somos los reyes de Europa", cantaba la hinchada local en los instantes finales, celebrando un 3-1 que deja al equipo con muy buenas opciones para llegar a los cuartos de la Champions cuando pocos apostaban por una victoria del equipo blanco.

Rey de Europa es el Real Madrid y rey de Europa es Cristiano Ronaldo. El delantero de 33 años es el máximo goleador de la historia de la Champions con 116 goles en 147 partidos. De esa cifra, 101 han llegado con la camiseta del club blanco. Gracias a él, el conjunto de la capital española ganó tres de las últimas cuatro Champions. El partido de ayer era la oportunidad perfecta para que el luso se reivindicara. Fuera de la pelea por la Liga y eliminado de la Copa del Rey, al Real Madrid y al delantero sólo le quedaba la Champions como tabla de salvación. El rival, el todopoderoso Paris Saint-Germain, elevaba todavía más la apuesta. Todo el planeta fútbol estaba pendiente del Santiago Bernabéu. Pero ni semejante escenario puede intimidar a este Cristiano Ronaldo, un jugador que se enciende con la más mínima chispa. No está siendo una temporada sencilla para él, bajo sospecha casi desde que comenzó el curso por sus registros goleadores. El sábado hizo un hat trick ante la Real Sociedad y mejoró su cifra hasta los 11 tantos en 23 jornadas, unos datos nada espectaculares para el actual Balón de Oro.

La Liga de Campeones es otra historia. Ahí sí luce todo el músculo. Se convirtió en el primer futbolista en marcar en cada partido de la fase de grupos. Contabilizó nueve y ayer sumó otros dos. "Busco siempre estar al mejor nivel, pero a veces las cosas no salen como nos gustaría. Pero la experiencia me ha enseñado que hay que seguir trabajando duro para alcanzar los objetivos", señalaba esta semana.

Por si faltaran ingredientes para su reivindicación, ahí va uno más. Su exhibición fue ante dos de los futbolistas llamados a ocupar algún día el trono que comparte con Messi. Neymar, de 26 años, y Mbappe, de 19, dieron miedo con su enorme zancada, pero dejaron el césped del Santiago Bernabéu cabizbajos, porque Mr. Champions está muy vivo y el Real Madrid también.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios