Empate en La Condomina que no deja satisfecho a ninguno

El Murcia y el Sevilla lograron ayer un empate insatisfactorio (0-0) para los intereses de ambos conjuntos, pues los primeros no logran acercarse a la salvación mientras que los segundos pueden ver mañana la zona de Liga de Campeones más lejos.

El equipo de Manolo Jiménez no cumplió las expectativas e incluso el empate corrió peligro a manos de un Murcia voluntarioso, sabedor de que un resultado que no fuera la victoria podría condenarle definitivamente al descenso a Segunda División.

En los primeros minutos, el Sevilla se vio sorprendido por un Murcia dispuesto a morder, y en el minuto 11 el canterano Dani Aquino volvió a intentarlo a balón parado con su pierna izquierda, de nuevo poniendo en apuros al meta valenciano.

La primera ocasión clara del Sevilla llegó pasada la media hora de juego. Fue un servicio cerrado de Navas al primer palo en el que apareció Keita, quien no vio puerta por poco.

Ya en la segunda parte, el Sevilla mantuvo el mando en el partido, y a punto estuvo de marcar a los diez minutos. No obstante, el brasileño Luis Fabiano, pichichi de la competición, se estrelló contra el palo. El delantero se encontró con Carini y, ante su salida, picó el balón por encima de éste, aunque el balón dio en el poste.

El Murcia luchó por defender su propia portería, buscando sorprender al Sevilla a la contra. Apenas tuvo oportunidades, y sobre todo lo intentó a balón parado. En el minuto 79 tuvo la ocasión más clara, con un nuevo lanzamiento del joven Dani Aquino que obligó a Palop a intervenir con clase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios