Empate que no deja contento a ninguno

El Tenerife y el Albacete Balompié cosecharon un infructuoso empate que les desvía bastante de sus respectivos objetivos, el de los locales de acercarse al pelotón de ascenso, y el de los visitantes de hacerlo pero al de la permanencia.

Un cabezazo de Pablo García sobre la meta de Navas a los diecinueve minutos de juego fue el origen del tanto manchego al estimar el colegiado que el balón rozó en un defensor, encargándose Barkero del correspondiente lanzamiento de córner, e Iker Begoña, desde la frontal y de vaselina alojó el balón en la red.

Este tanto sólo sirvió para azuzar a los locales, puesto que sólo les bastaron seis minutos para invertir el adverso marcador, con un lanzamiento desde fuera del área, tras una relucida jugada individual, y casi que sin tiempo apenas de celebraciones fue Nino el que, con un disparo cruzado tras una pared con Óscar Pérez, situó a su equipo en franquicia en el marcador.

En la continuación, la reiteración y asedio continuado manchego sobre el marco local rentó de manera positiva para los de Máximo Hernández, y Azkorra, en el minuto setenta y tres y libre de marca, anotó el 2-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios