Épico choque en Anfield y billete para el Liverpool

  • Los 'reds' se confirman como la bestia negra del Arsenal

El Liverpool repetirá presencia en las semifinales de la Liga de Campeones tras deshacerse del Arsenal por un contundente 4-2 en un trepidante encuentro de vuelta de los cuartos de final del que los de Rafa Benítez salieron justos vencedores. La potencia y la organización del conjunto londinense no fueron suficientes para silenciar a The Kop. El embrujo europeo del Liverpool volvió a sentirse en el legendario estadio para dar alas a sus jugadores y castigar a Wenger, cuya meta truncada en el continente comienza a ser una constante. Fue otra noche mágica en un estadio que tiene voz propia. El factor Anfield, ese elemento que define partidos en situaciones adversas, hizo su aparición estelar y la tensión se palpó desde el arranque de un partido teñido de rojo, el color del club anfitrión.

El Arsenal salió con fuerza durante los primeros minutos y suyo fue el gol que abrió la noche, pero tras el tanto del empate, los 'reds' se hicieron con el control del partido y condenaron al Arsenal a base de presión en el centro del campo y efectividad arriba. Después de una discreta primera parte, Fernando Torres salió con otra cara tras el descanso. El delantero se encargó de llevar las ocasiones de mayor peligro a la portería del Arsenal y suyo fue el magnífico zapatazo que catapultó a los suyos hacia la victoria.

El tanto de Adebayor tras una maravillosa jugada de Theo Walcott resultó insuficiente, pues un grave error acabó por enterrar a los gunners. El Liverpool no perdonó y, en un ejercicio de máxima efectividad con especial protagonismo de Babel, anotó los dos goles que sellaron la victoria ante un público entregado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios