España, con todo a favor para jugar la final seis años después

El equipo español de Copa Federación, plagado de novedades, busca este fin de semana en Pekín el pase a la final de la prestigiosa competición por países tras seis años de ausencia ante un combinado que nunca ha luchado por el título. Las pupilas de Miguel Margets, semifinalistas en cuatro de las cinco últimas ediciones del torneo, parten como favoritas a pesar de la ausencia de las habituales del equipo, Anabel Medina, número uno española, Lourdes Domínguez y Virginia Ruano.

Por ello el seleccionador nacional tuvo que confiar en Nuria Llagostera, la joven Carla Suárez, convocada por segunda ocasión, María José Martínez y Arantxa Parra, que sufrió un esguince de tobillo en uno de los entrenamientos previos. Llagostera y Suárez liderarán a España, que cuenta con cinco títulos en su haber, en los individuales mientras que Parra y Martínez disputarán el punto del dobles en busca de volver a una final que no se disputa desde 2002 ante Eslovaquia. Enfrente tendrá al entusiasta cuadro chino, decidido a dar la sorpresa a pesar de que no cuentan con Na Li, mejor clasificada en el ranking de la WTA, si no con las más desconocidas Shuai Peng y Jie Zheng.

El rival del vencedor en la final saldrá de la semifinal que enfrenta en Moscú a las vigentes campeonas, las rusas, con tres top-20 en su equipo, con las estadounidenses, sin las hermanas Williams. Las locales, que defienden título, parten como favoritas pese a que, como es habitual, no cuentan con Maria Sharapova en sus filas. Enfrente, un débil equipo de las barras y estrellas liderado por Vania King.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios