fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Esteban ve ya cerca el milagro

  • El técnico califica el choque de Salamanca de “fundamental, ahora toca dar el paso al frente en este momento de la Liga”

Comentarios 13

Esteban Vigo sabe mejor que nadie que el objetivo para el que llegó al Xerez lo tiene al alcance de la mano pero también sabe que un tropiezo ahora puede echar por tierra parte del gran trabajo que viene realizando, por eso no quiere confianzas y durante toda la semana ha mentalizado a su plantilla para que esté más atenta y centrada que nunca en el Helmántico frente al Salamanca.

Una victoria y unos resultados más o menos lógicos en el resto de encuentros en los que participan rivales directos, colocaría a los azulinos fuera del descenso y eso es lo que buscarán en tierras castellanas. “Vencer sería clave para no ir tan ahogados en casa y es el resultado que me falta desde que llegué, así que me encantaría. De todos modos, sabemos que va a ser difícil porque la Unión es un buen equipo, que juega bien al fútbol, aunque eso nos puede favorecer un poco. A ver cómo se plantea el partido y a ver si podemos lograr la victoria, que sería fundamental para nosotros en estos momentos de la competición”.

No obstante, el malagueño tampoco le hace ascos a un empate. “Siempre que no pierdes es bueno pero hasta el momento lo ha sido porque lo hemos arreglado en casa, pero aún sería mejor lograr los tres, pegaríamos un buen tirón y es el momento adecuado porque luego recibimos al Alavés y de sacar ese partido adelante habríamos logrado dar un paso al frente buenísimo”.

Los xerecistas llevan tres empates consecutivos fuera y el técnico reconoce que lejos de Chapín “nos falta un poco. Siempre me preocupa la imagen y el nivel. Sé que el Salamanca es buen equipo pero yo lo que quiero es que el Xerez sea el Xerez, que si lo logra, con todos los respetos para el rival, podemos hacerles daño, podemos hacer muy buenas cosas. Con la presión que hemos tenido encima eso era complicado pero ahora, a medida que va avanzando la Liga y con los últimos resultados, el equipo está entrando en la onda que todos tenemos”.

Sobre las opciones de salir de abajo esta misma semana, matiza: “No podemos ocultar que desde que ganamos al Tenerife, comenzamos a tener unas sensaciones diferentes, empezamos a comentar que ya estamos ahí, que dependemos de nosotros mismos. Eso se ha comentado en el vestuario. Eso nos da un plus de motivación al margen de la que ya tenemos, es clave ganar en Salamanca, es un partido bastante importante”.

El Salamanca sufre sin el balón y durante la semana, Boquerón también ha trabajado ese aspecto con sus jugadores: “Conozco bien a la gente que tienen y les vi el encuentro del domingo. Juegan muy bien al fútbol y para hacer daño a este tipo de equipos está claro que hay que intentar que no tengan el balón, lo hemos trabajado y a ver si somos capaces de hacerlo. Hemos trabajado el robo del balón, presionar cuanto más arriba mejor y a ver si sale”.

Esta semana cuenta con las bajas por sanción de Samuel Baños, Vicente Moreno y Míchel y a él le preocupan “todas las bajas pero antes también las hemos tenido. La semana pasada no estaba Yordi, salió Antoñito y marcó un golazo. Espero que la gente que salga en lugar de los dos titulares que no tenemos cumplan con el trabajo que tienen que hacer y al final no echemos en falta a los que se tienen que quedar”.

Antoñito suplió a Yordi y marcó, en Salamanca lo tiene complicado para repetir pero el entrenador está encantando con él: “Antoñito, como Carlos, me demostraron la pasada semana que puedo contar con ellos en cualquier momento. No venían jugando habitualmente en el equipo inicial y lo que buscamos es hacer un grupo, que cuando salga uno y entre otro no se note. Ahora igual entran que no entran pero su actitud, y no sólo la de estos dos jugadores también la del resto, es tremenda”.

Esteban esta semana no podrá sentarse en el banquillo por su expulsión frente al Tenerife pero él intentará “estar lo más cerca posible del banquillo, yo quiero vivirlo, no me gusta el palco. Las gradas están cerca y allí estaré porque Antonio me tendrá que comentar cosas y yo también comentárselas a él. Veré el partido con algo más de intranquilidad pero espero no tener demasiados problemas”. 

Vigo firmó por el Xerez con una cláusula en su contrato por la que si salvaba al equipo, le pagaría el club y le renovaría de forma automática y si no lo hacía, el Deportivo no tendría que abonar ni un euro. Esteban fue claro: “Entrenar al Xerez para mí era una apuesta personal, ya que iba a coger al equipo en una situación más delicada que la vez anterior y con menos tiempo para sacar a flote la nave. Sabía donde me metía y las dificultades al principio han sido grandes, ahora estamos viendo la luz al final de un túnel que era bastante largo y ya nos queda menos para ver el sol tan bueno que vamos a ver. Yo hay veces que no valoro el tema económico, a mí lo que me importaba era el reto deportivo, cuando alguien quiere algo se tiene que mojar y lo he demostrado, intentando sacar a este equipo de una zona de la que creo lo vamos a sacar”.

El Salamanca está más pendiente de los temas extradeportivos, con la posible venta de la plaza, que del tema deportivo. El técnico azulino de eso tampoco se fía demasiado. “Si yo supiera que eso les fuese a perjudicar, la plaza la compro yo. Ahora mismo les mandaba a alguien para que comprara la plaza para crearles algunos problemas. Creo que eso no les va a afectar, el Salamanca deportivamente no creo que esté ‘tocado’, aunque es cierto y duro todo lo que estamos leyendo. Al final, es complicado, es difícil que se venda la plaza de una ciudad tan futbolera como Salamanca”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios