A Europa olvidándose de los males ligueros

  • El Atlético quiere ofrecer ante un Oporto líder en Portugal una imagen bien distinta a la de la Liga

Una eliminatoria equilibrada contra el Oporto definirá las aspiraciones del Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones, que comenzarán en el Vicente Calderón con la necesidad local de lograr un triunfo para reforzar su autoestima y sus opciones de clasificación.

El equipo rojiblanco llega a la cita en su peor racha de la temporada en la Liga, tras sumar sólo seis de los últimos 21 puntos, y con demasiadas dudas en sus partidos más recientes en el Manzanares, donde ya acumula cuatro encuentros consecutivos sin ganar.

A esos datos contrapone su fiabilidad este curso en la Champions, pues cerró la fase de grupos sin ninguna derrota. Sin un favorito claro en la eliminatoria, los locales buscarán un buen resultado en su estadio para acudir con las máximas garantías al duelo de vuelta en terreno portugués. Para ello, Abel Resino cuenta con las bajas del colombiano Perea, con una fractura de malar izquierdo, y Luis García, con una lesión muscular, pero recupera al argentino Banega.

Lo mejor, sin embargo, es que tendrá a Agüero listo para jugar de inicio compartiendo el ataque con el uruguayo Forlán.

No se esperan muchos cambios más en la alineación colchonera, en la que Maxi Rodríguez también podría volver al once titular, tras empezar en el banquillo el pasado sábado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, mientras que Simao mantendrá su posición en el extremo izquierdo. En esos cuatro futbolistas recaerá la responsabilidad del gol y prácticamente la única duda está en la portería, donde el técnico podría rotar y alinear a Coupet en lugar de Leo Franco.

Enfrente estará el Oporto, líder destacado de la Liga lusa, que desembarca en Madrid lleno de confianza y con todas sus armas listas para el combate, entre las que destaca la potencia del brasileño Hulk y la visión de juego de Lucho González.

El entrenador portugués, Jesualdo Ferreira, apenas cuenta con las ausencias del colombiano Freddy Guarín y el argentino Nelson Benítez, por lo que pondrá en liza su equipo de gala con el que domina en su país jugando al contraataque con un 1-4-3-3.

Alineaciones probables

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios