Excesivo castigo al Roma

El Manchester United se impuso (0-2) al Roma en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Olímpico de Roma, donde los italianos, que se marcharon con un resultado excesivo, acabaron sucumbiendo ante los británicos.

Los locales salieron a controlar el balón, buscando la portería rival desde el primer minuto. Sin embargo, la fuerte presión del Manchester acabó frenando el ímpetu giallorosso y provocó que la situación se revertiera, haciéndose con el balón, aunque no con las ocasiones. El Roma siguió teniendo las mejores llegadas para abrir el electrónico, primero por mediación de Panucci a la salida de un córner en el minuto 18 y poco después con dos disparos desviados de Mancini y Vucinic. Con todo, los red devils siguieron teniendo paciencia y mostrando una gran ambición. Cuando tenían la pelota, jugaban a una velocidad superior y buscaban finalizar todas sus acciones. Así, cuando más estaba mereciendo el equipo local, Rooney envió un buen balón a Scholes que, al alcanzar la línea de fondo, puso un balón al segundo palo que Cristiano Ronaldo remató con una fuerza impresionante (39'). El tanto del portugués no amedrentó al Roma, que pudo empatar con una jugada de Vucinic.

En la reanudación, los italianos salieron con otra cara, siendo más verticales y encerrando al Manchester en su área. Aún así, apenas crearon peligro y demostraron acusar la baja de su capitán Francesco Totti, alma de este equipo. Poco a poco las ocasiones fueron llegando como consecuencia de su empuje. Sin embargo el Manchester contó con más espacios y en una llegada aislada finiquitó el choque. Park cedió con la cabeza al corazón del área un balón que parecía irse fuera, Doni fue incapaz de agarrarlo y Rooney no perdonó (66'). El resultado era injusto porque no reflejaba el buen juego de los locales, que buscarán el milagro en Old Trafford.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios