fútbol liga santander

Expulsión decisiva

  • El Athletic aprovecha la roja a Escalante por su brutal entrada a Muniain para sumar tres puntos en el alargue

Expulsión decisiva Expulsión decisiva

Expulsión decisiva

El Athletic Club venció ayer en el campo del Eibar gracias a un gol de Raúl García en el tiempo de prolongación del partido que cerró la trigésima tercera jornada de la Liga.

Los vizcaínos supieron sacar provecho de la clarísima expulsión de Escalante, que se convirtió en el elemento decisivo del encuentro. El choque tuvo más sudor que calidad y trajo una primera parte sin apenas ocasiones de gol. Los locales, sin embargo, comenzaron apretando tras el intermedio y llegaron a acorralar al Athletic en torno a Kepa.

Sin embargo, en ese momento llegaría una acción incomprensible. El Eibar se quedó con diez futbolistas a los 56 minutos por la expulsión de Escalante. Fue una entrada que no vino a cuento, de una extremada violencia del argentino sobre Muniain y, lógicamente, vio el camino de los vestuarios de forma directa. Tres minutos después Raúl García estrelló la pelota en el palo en la primera gran oportunidad del Athletic en superioridad.

El conjunto eibarrés se defendió con mucho orden hasta el final ante un Athletic al que le faltó más velocidad y profundidad no sólo para marcar, sino para crear ocasiones de gol.

Pero en la prolongación llegó el único tanto. Beñat disfrutó de una falta cerca del área, Yoel repelió como pudo el gran lanzamiento y el balón fue para Raúl García, quien marcó gracias a un habilidoso remate. La expulsión de Escalante lo había facilitado todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios