Ganar por lo civil o lo criminal

  • Casuco se reunió con los capitanes antes del entrenamiento para poner remedio a la crisis · Los futbolistas charlaron en el vestuario a solas y se conjuraron para derrotar a Las Palmas

Comentarios 1

Alerta máxima en el Xerez tras colocarse colista de la categoría el pasado domingo. Casuco, técnico azulino, se reunió ayer antes del entrenamiento con los tres capitanes -Moreno, Mendoza y Yordi- por espacio de media hora y después de la sesión de trabajo fueron los jugadores los que se conjuraron para sacar al equipo de la  situación en la que se encuentra. Todos hicieron propósito de enmienda - en esta temporada ya van...- para sacar adelante el partido frente a Las Palmas, decisivo para su futuro. La plantilla sabe que otro tropiezo sería nefasto.

Antoñito, uno de los veteranos de la plantilla, explicó que "hemos hablado de la situación en la que estamos y peor no se puede estar. Estamos mentalizados para sacar esto adelante porque no hacerlo es un perjuicio para todos. El grupo está unido, que es buena señal, y preparado para la adversidad. Nosotros somos los que tenemos que sacar esto adelante".

El sevillano, además, confesó que "sabemos que hay que ganar a Las Palmas sí o sí, por lo civil o por lo criminal. Sabemos lo que nos estamos jugando y lo vamos a dar todo para lograrlo".

Sobre la reacción del público, apuntó: "Será la normal en estos casos, puede pasar de todo. Los que llevamos muchos años en esto sabemos que hay que evadirse. Si somos listos y no nos puede la presión, saldremos a por todas al campo. El Xerez tiene que estar el año que viene en esta categoría por entidad, plantilla, afición, por la ciudad, por todo".

Míchel, otro de los futbolistas con experiencia en el vestuario, se mostró optimista: "La conclusión a la que hemos llegado es que hay que sacar esto adelante, los que estamos dentro somos los que tenemos que llevar la nave a buen puerto. Yo no sé donde están los problemas, no soy doctor de vestuario, pero la situación es la que hay y nada más. Las sensaciones son positivas, podemos salir de ahí. La reunión ha sido de vestuario, que eso es bueno, y punto. Ahora lo que importa es ganar a Las Palmas".

Para él, el partido "no es una final, pero sí un partido importante que hay que ganar, no nos podemos descolgar, sobre todo del quinto, que marca los que van a bajar. Un triunfo nos serviría para acercarnos a la zona de salvación y en casa ya no podemos dejar escapar más puntos porque sería una auténtica losa".

El Xerez es último pero Míchel piensa que "no somos los peores de la categoría, el peor es colista cuando acaban las cuarenta y dos jornadas. No hay que poner excusas pero no somos tan malos como refleja la clasificación, dentro de cuatro o cinco jornadas, estaremos los quintos o los sextos por la zona de abajo y ya no pareceremos tan malos".

Vicente Moreno, capitán azulino y uno de los futbolistas que se reunió con Casuco, se expresó en términos parecidos a los de sus compañeros: "La situación es difícil y era conveniente hablar, conjurarse y convencerse de que el sábado vamos a ganar el partido".

En cuanto a la posición en la tabla, el valenciano afirmó que "los números son así de fríos y poco tengo que decir. Nosotros nos hemos metido en este lío, tenemos que aguantar las críticas, y hay que ganar el sábado para que esas críticas se vuelvan elogios".

Lo que también reconoció el centrocampista es que nadie esperaba lo que está sucediendo:  "Nadie lo esperaba pero la realidad es la que es. Todos hemos estado demasiado confiados en el plantel y cuando nos hemos dado cuenta estamos en una situación difícil. Lo único que nos queda es conjurarnos y hacer los cosas bien hasta el final para salir del lío en el que nos hemos metido". La charla ha servido para "poner solución a los problemas que estamos teniendo. El entrenador lo está intentando y nosotros hemos hablado y nos hemos convencido de que el sábado hay que ganar".

Parte de la afición piensa ya más en Segunda B que en Segunda A y él no sabe qué decirle: "Lo mejor es decirle poco, hay que demostrarle. El sábado tenemos una buena oportunidad para demostrarle que queremos luchar por ellos y por esta camiseta. No me encuentro con fuerzas para pedirle o decirle. Somos nosotros los que tenemos que ofrecer. Todos sabemos como funciona el fútbol y está en nuestras manos darle la vuelta a esto. Hay tiempo y hay partidos pero hay que empezar a ganar, sobre todo en casa".

La falta de carácter de la plantilla siempre sale a relucir al analizar la crisis azulina. Para él, a estas alturas faltan "resultados. Cada uno hace su valoración de lo que pasa y poco podemos replicar a lo que se diga. Nos toca demostrar con victorias que vamos a darle la vuelta a la situación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios