Goleada a medio gas

  • El Atlético, con variaciones en el once, vence a un débil Osasuna

El Atlético prosiguió en el tercer puesto con una goleada cómoda y sin necesidad de exprimirse, con rotaciones en su once, dos tantos de Carrasco y uno de Filipe Luis, dos penaltis fallados y ni un solo tiro a portería de Osasuna.

Hoy por hoy, el Atlético es infinitamente superior al Osasuna, un rival con el descenso ya más que asumido, sin recursos reales para poner en aprietos al bloque rojiblanco, que, mientras reponía fuerzas de hombres claves en su esquema con vistas al duelo de Champions frente al Leicester, ganó sin sobresaltos al colista de la Liga en cuanto se lo propuso.

Y sin vaciarse en exceso, casi por la inercia del encuentro, que se confirmó al borde de la media hora. No había pasado nada antes y en tres minutos hubo tres ocasiones locales. La tercera, una jugada individual de Carrasco y un tiro ajustado al palo, acabó en gol.

También fue protagonista Nico Gaitán. Primero por sus detalles, de indudable clase, y después por el magnífico centro, por potencia, rosca y dirección, que le puso en la cabeza a Carrasco para el 2-0 en el primer minuto del segundo tiempo. Un ejemplo de lo que es el centrocampista argentino: muchísimo más de lo mostrado hasta ahora.

Luego le dio otro a Torres, despejado por Sirigu, que después le hizo otra parada al delantero, en un partido completamente rojiblanco tras con el 3-0 de Filipe Luis. Un cuenta que pudo ser mayor si Sirigu no llega a parar sendos penaltis a Carrasco y Thomas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios