fútbol liga de campeones

Griezmann da ventaja al Atlético

  • Un tanto de penalti del francés derriba el muro del Leicester

El alemán Huth derriba a Griezmann en un momento del partido. El alemán Huth derriba a Griezmann en un momento del partido.

El alemán Huth derriba a Griezmann en un momento del partido. / juan carlos hidalgo / efe

El Atlético cumplió con su papel de favorito ante el Leicester y ganó 1-0 en el Vicente Calderón en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones para quedarse a un paso de su tercera semifinal europea en cuatro años. El francés Griezmann, la estrella rojiblanca, anotó en el minuto 28 el único gol del encuentro al convertir un penalti muy discutido por los jugadores del campeón de la Premier.

El Atlético se hizo dueño del balón desde el minuto uno y el Leicester se limitó a hacer lo que mejor sabe: defender, defender, defender y lanzar balones largos a Vardy. El delantero inglés, sin embargo, no cazó ninguno y Oblak se fue al descanso sin hacer ni una sola parada. Mucho más trabajo tuvo Schmeichel en la meta contraria. Eso sí, las principales ocasiones del Atlético llegaron desde fuera del área. Ante el orden defensivo de los ingleses, los de Simeone bombardearon desde lejos.

Koke avisó en el minuto 4 con un tiro lejano que se fue al poste. Saúl buscó fortuna también desde fuera del área en el 16' y Koke lo volvió a intentar en el 37'.

Para entonces, el Vicente Calderón ya había festejado dos goles pese a que el marcador únicamente reflejaba el 1-0. La primera alegría llegó en el minuto 25. Fue por un gol a 2.000 kilómetros, pero los hinchas rojiblancos estallaron de felicidad. Fue el tanto del chileno Arturo Vidal para el Bayern en su duelo ante el Real Madrid, rival ciudadano del Atlético.

Y apenas dos minutos después llegó el gol de verdad, el del Atlético. Griezmann agarró una pelota en su campo y lanzó un contragolpe fulminante por la banda izquierda que acabó en el penalti del gol. El francés fue derribado por Albrighton justo antes de entrar en el área -cayó dentro- y los jugadores del Leicester se quejaron al árbitro por entender que no era penalti sino falta. Pero de nada sirvieron sus protestas: Griezmann agarró la pelota y engañó a Schmeichel para poner el 1-0 con su quinto gol en esta Champions.

El dominio del Atlético en la primera mitad fue aplastante. Cuatro tiros por ninguno de su rival y 64% de la posesión de balón.

La segunda mitad arrancó con el mismo guión, pero con el paso de los minutos el Leicester se quitó el corsé y empezó a tocar con más peligro en el campo rival. Ello, lógicamente, conllevaba tomar más riesgos en defensa y el Atlético estuvo a punto de aprovecharlo.

Buscó con insistencia el segundo gol el Atlético, consciente de que un 2-0 dejaría prácticamente sentenciada la eliminatoria, pero ni Fernando Torres, que se resbaló cuando estaba solo, ni Correa acertaron, y el Leicester llegará con vida a la vuelta. El 1-0 del Calderón dejó contentos a todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios