fútbol tercera división

El Guadalcacín ya lo tiene al alcance de su mano

  • Un triunfo ante el Espeleño y una derrota del Recre B con el Betis B sellarían de forma matemática la permanencia pese a la posibilidad de varios empates finales a 43 puntos

Alberto Vázquez, entrenador del Guadalcacín. Alberto Vázquez, entrenador del Guadalcacín.

Alberto Vázquez, entrenador del Guadalcacín. / josé contreras

El Guadalcacín sellará la permanencia en Tercera de forma matemática en caso de ganar al Atlético Espeleño el domingo en el Antonio Fernández Marchán (12:00 horas) y si el Recreativo B pierde en su visita al Betis B, segundo clasificado. La salvación sería matemática pese a que existe algún supuesto de posible empate final a 43 puntos entre varios equipos -hasta siete podrían verse implicados- pero en todos los casos y aunque aún quedan enfrentamientos directos pendientes en estas cuatro últimas jornadas, el equipo de Alberto Vázquez superaría al filial del Decano o a alguno de los otros implicados en posibles empates finales a 43 puntos.

En caso de vencer al Espeleño, que apurará en el Fernández Marchán sus opciones de meterse en el play-off de ascenso, el Guadalcacín sumaría 43 puntos y si el Recre B pierde en Sevilla, quedaría con 34 y a lo máximo que podría llegar es a 43 puntos. El equipo jerezano gana el gol-average particular al filial del Decano pero hasta siete equipos podrían acabar la temporada con 43 puntos y todavía quedan enfrentamientos directos entre varios de los implicados.

Pero en esta jornada se disputa también un Antoniano-Coria que es decisivo. Siempre partiendo de la premisa de la victoria del Guadalcacín y de la derrota del Recreativo B, el resultado de Lebrija acercará la permanencia matemática al equipo del Fernández Marchán:

Si gana el Antoniano, el Coria quedará con 32 puntos y tendría su tope en 41, con lo que no podría alcanzar al Guada (43).

Si gana el Coria, el Antoniano quedará con 33 puntos, por lo que tendría su techo en los 42 y no llegaría a los 43 del Guada.

Si hay empate, el Antoniano quedará con 34 puntos y podría llegar a los 43; el Coria quedará con 33 puntos y a lo máximo que podría aspirar es a los 42.

De esta forma, sea cual sea el resultado del partido en Lebrija uno de los dos equipos nunca podría llegar a la puntuación del Guadalcacín (43 puntos ganando al Espeleño), con lo que el equipo jerezano ya tendría matemáticamente a dos equipos por debajo suya (el San Roque ya está descendido matemáticamente) y, en caso de perder los tres últimos partidos y acabar la Liga con 43 puntos, tan solo tendría que buscar un tercer descendido para certificar matemáticamente su permanencia en Tercera.

En esta tesitura, el Guadalcacín sale beneficiado de posibles empates a 43 puntos teniendo en cuenta que siempre estaría implicado el Recre B, que perdiendo con el Betis B tendría que ganar los tres últimos partidos para llegar a esos 43 puntos, ya que cualquier tropiezo le dejaría por debajo de los 43 puntos que sumaría el Guada ganando al Atlético Espeleño.

Y con el Recre B en cualquier hipotético empate final a 43 puntos, el Guada nunca acabaría como último de los implicados ya que solo ha perdido un partido (en Lebrija con el Antoniano) de los disputados contra los seis equipos que pueden acabar con 43 puntos, y eso teniendo en cuenta que para acabar con 43 puntos tendría que perder con Castilleja, Los Barrios y Alcalá. Pero aun perdiendo el gol-average con estos tres equipos, al estar implicado el Recre B el Guada nunca acabaría en descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios