El Hércules entrenó ayer sin guardametas

  • 'Goiko' tiene problemas en la portería, ya que Alba, Toni Prats y Efrén, del filial, están lesionados

La plantilla del Hércules Club de Fútbol regresó ayer al trabajo después de dos días de descanso en una sesión de entrenamiento en la que el cuerpo técnico no contó con ningún guardameta, ante la indisponibilidad de los porteros de la plantilla, por uno u otro motivo.

El único meta que acudió a la sesión matinal de entrenamiento fue el cancerbero del filial Efrén Fernández, que se retiró de forma prematura tras sufrir una luxación en el dedo corazón de la mano izquierda.

Efrén se ejercitaba a parte junto al preparador de porteros Alberto Escobar cuando en uno de los lanzamientos que debía detener el balón le produjo la lesión en el dedo.

En la sesión tampoco estuvo el portero titular Unai Alba, quien se ha desplazado a Bilbao después de que el martes falleciera su padre, víctima de una prolongada enfermedad.

Mientras, Toni Prats sigue ejercitándose en solitario, debido a los problemas de espalda que arrastra desde hace semanas y que le mantendrán alejado de los terrenos de juego aún por bastante tiempo.

Además, Sergio Aragoneses negocia su rescisión del contrato después de que el guardameta fuera apartado de la disciplina del equipo el pasado viernes por indisciplina. El meta fue apartado por un enfrentamiento con Andoni Goikoetxea, técnico del cuadro alicantino, tras una reunión en el vestuario con los consejeros y en estos momentos no tiene claro si se marchará cedido o rescindirá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios