Fútbol l Primera División

Inmerecida victoria del Real Madrid contra el colista

  • Dos goles de Van Nistelrooy propician el triunfo ante un Levante que crea peligro

El Real Madrid se adjudicó ayer una inmerecida victoria ante el colista de Primera División en un encuentro marcado por el buen juego del Levante y los constantes errores e imprecisiones del líder de la Liga, muy lejos de sus mejores tardes.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron una verdadera sorpresa para el público que se congregó ayer en el Ciudad de Valencia, pues el Levante ofreció sin duda la mejor imagen de la temporada, e incluso tuvo contra las cuerdas al líder durante varios minutos.

El conjunto de Giovanni de Biasi se dejó los complejos en el vestuario y desde el pitido inicial salió al campo a buscar un gol rápido con el que ahuyentar los grises nubarrones que desde hace meses se han instalado en el entorno deportivo y social del club.

El Real Madrid se empeñó en intentar partir la defensa local por el centro, pero le resultó imposible encontrar huecos. Su juego no tuvo la profundidad habitual, y culpa de ello la tuvo las discretas actuaciones de Robinho, Raúl, Gago o Sneijder.

Hubo que esperar un cuarto de hora para ver la primera acción de peligro del Real Madrid, fue precisamente el medio centro holandés el primero en disparar a puerta en el conjunto de Bernd Schuster. Su lanzamiento, demasiado lejano, fue directo a las manos de Kujovic sin complicaciones.

La buena imagen del conjunto local y la inusitada relajación del Real Madrid se prolongó también tras el paso por los vestuarios. Pedro León inauguró el segundo tiempo con un potente disparo desde la corona del área que anduvo muy cerca de acabar en el fondo de la red.

Instantes después, el Real Madrid volvió a gozar de una ocasión muy similar a la jugada que salvó Courtois en la primera mitad, una jugada embarullada en el área pequeña que esta vez solventaron a medias entre Kujovic y el palo.

Pero la fortuna se alió de nuevo con el campeón para romper la ilusión y la esperanza de un equipo ya de por sí hundido. Como ha sucedido en no pocas ocasiones en lo que va de temporada, la defensa levantinista cometió penalti -unas manos del central José Serrano- y Van Nisterooy sumó una diana más a su cuenta desde los once metros.

Al delantero holandés se le da bien este campo, ya logró tres tantos en su última visita, y hoy no quiso despedirse sin dejar de nuevo su tarjeta de visita en un potente disparo raso y cruzado con el que puso el 0-2 a falta de pocos minutos para el final.

En los últimos compases del encuentro, Mustapha Riga llevó peligro al área de Casillas en tres buenos contraataques, pero no tuvo a nadie que le acompañase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios