Insultos a los jugadores a la salida del estadio

  • Morales no acudió al palco y el club prepara ya al menos cuatro refuerzos

El último partido del año no contó con la presencia de Joaquín Morales en el palco, ausente por motivos personales. En cambio, sí estuvieron los nuevos consejeros de la entidad, Pedro Ruiz y Felipe Quintana, además del presidente de honor Rafael Verdú, que ayer realizó el saque de honor antes del encuentro, y alguna que otra cara conocida como Jose González y Alfonso Cortijo (algunos aficionados pidieron que se hiciera cargo del equipo ya mismo) y el secretario técnico del Valencia Antonio Fernández Marchán.

El empate final salvó de la quema a más de uno, aunque ayer no se libraron de los insultos ni los jugadores a quienes la afición recriminó durante el partido su falta de compromiso. "Esta camiseta no la merecéis" y "estos jugadores no sienten los colores" fueron algunas de las frases coreadas por los seguidores xerecistas durante el transcurso de la primera mitad.

De hecho, alguno que otro, como el caso de Benjamín, tuvo que hacer frente a graves insultos en la misma puerta de Tribuna, un rifi rafe que no pasó a mayores por la intervención de otros aficionados más coherentes.

Sobre el partido en sí Miguel Ángel volvió a hablar de lo mismo para explicar la mala primera mitad: "el exceso de responsabilidad, las ganas...". "Luego -continuó Rondán- cuando hemos visto el resultado tan adverso nos ha hecho soltarnos y hemos sido un poco más nosotros".

El director deportivo reiteró que "en el fútbol, aparte de las condiciones que puedas tener, la cabeza funciona y cuando te liberas eres un equipo y cuando tienes una sobrecarga anímica de que los resultados no van el equipo no funciona y eso es lo que nos pasa".

Preguntado sobre el experimento Benjamín-Zúñiga, Rondán comentó que "se les ha notado el exceso de responsabilidad, nos jugábamos muchísimo y esa presión la llevan. Cuando pierdes un par de balones cuesta reponerte y pasa lo que les ha pasado".

Por su parte, Antonio Fernández Monterrubio se mostró enfadado "porque hemos tirado 60 minutos. No me ha gustado nada la primera parte ni el inicio de la segunda. Está claro que tenemos que reforzar al equipo y más de lo que pensábamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios