waterpolo liga mundial femeninanba

Irving, referente del nuevo 'equipo milagro'

Irving, referente del nuevo 'equipo milagro' Irving, referente del  nuevo 'equipo milagro'

Irving, referente del nuevo 'equipo milagro'

Los Celtics están convirtiéndose en el equipo milagro de este comienzo de la temporada en la NBA. El equipo de Boston lidera en solitario la Conferencia Este con dos derrotas en las primeras dos jornadas y 16 victorias consecutivas desde entonces. La racha ganadora es la mejor de su larga historia, forjada mediante una gran defensa que promedia 94,8 puntos encajados por partido, el mejor recuento de los 30 equipos de la Liga estadounidense.

Entre sus víctimas también se encuentran los todopoderosos Warriors de Curry, Durant y compañía. Fue el viernes, tras la derrota, cuando el entrenador de Golden State, Steve Kerr, advirtió a los presentes: "Parece que Boston va a ser el equipo del futuro en el Este. Tiene a gente joven, un entrenador y a Kyrie Irving, un jugador asombroso". Si en la defensa los Celtics están mostrándose como una escuadra impenetrable; en ataque, la figura del base nacido en Melbourne está resultando determinante.

Irving, que la pasada madrugada anotó 47 puntos, ha encontrado en Boston un lugar idóneo después de emanciparse de la sombra de LeBron James en Cleveland, en cuyo club pasó las seis temporadas anteriores. Si el base sigue jugando tal como lo está haciendo hasta la fecha -22 puntos de media por encuentro-, entrará en la costelación de directores de juego memorables de la franquicia junto a Bob Cousy, K. C. Jones y Dennis Johnson.

Pero sería injusto personalizar en un solo jugador a la hora de ponderar la capacidad atacante de los Celtics, que cuentan con cinco jugadores, incluido Irving, con una media anotadora por encima de la decena: Al Horford, Jaylen Brown, el novato Jayson Tatum y Marcus Morris es la avanzadilla ofensiva de este equipo milagro. Y todo pese a que la plantilla arrastra desde el primer choque de la temporada la baja por lesión de Gordon Hayward, quien recaló en Boston desde Utah tras firmar un contrato de cuatro años que asciende a más de 100 millones de euros.

Los Celtics, además, actúan cada vez más como un equipo moderno: defensa intensa, versatilidad de sus jugadores y la capacidad de sorprender en el ataque. En su cuarta campaña en el banquillo, Brad Stevens ha logrado conformar a un grupo de jugadores intercambiables que pueden hacerlo en tres o cuatro puestos en un mismo partido. La receta del milagro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios