Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Fútbol l Primera División

El 'Kun' Agüero se basta para tumbar al Barcelona

  • La actuación estelar del argentino comanda a un Atlético que remonta un 0-1

El argentino Sergio Kun Agüero, que reaparecía con el Atlético tras dos ausencias, hizo renacer a su equipo ante el Barcelona, que plasmó su superioridad al principio y con el marcador a favor, pero sucumbió después de que los locales volteasen el 0-1 en contra.

Agüero se marcó una actuación grandiosa. Él solo se bastó para tumbar a un rival que cedió a su empuje y comandó un triunfo vital para los locales, que se mantienen en puestos de Liga de Campeones y que volvieron a sorprender al lograr una gesta que parecía fuera de su alcance.

El encuentro empezó con un monólogo del Barcelona, que fue dueño absoluto del duelo y fiel a su clásico estilo, con una buena circulación del esférico en un trabajo casi perfecto de casi todos sus futbolistas.

El problema para los locales fue que adolecieron de transición entre líneas y por tanto de llegada. No se acercaban con peligro a la meta de Victor Valdés, mero espectador del duelo durante la primera media hora.

Y en esas apareció Ronaldinho. El Atlético, especialista en rehabilitar a contrarios en baja forma, lo hizo con el brasileño. La estrella azulgrana, que había aparecido poco hasta ese momento, se sacó de la manga un golazo espectacular al rematar de chilena dentro del área un pase de Xavi.

Sólo seis minutos después de anotar Ronaldinho, el Kun se encontró con un balón dentro del área rival tras un pase desde la defensa de Pablo, le tiró un quiebro a Milito con el cuerpo y enganchó un disparo que se introdujo en la portería de Valdés con la colaboración de Puyol, que desvió la trayectoria de la pelota.

Y seis minutos después, otra genialidad suya en forma de pase perfecto a Maxi significó el segundo tanto de los locales, que en doce minutos habían hecho lo que nadie intuía: voltear el tanteador.

El segundo acto, ya con Messi en el campo por Henry, acentuó el dibujo del primero. Con el marcador por delante, el Atlético volvió a ceder la bola al rival y fió de nuevo su suerte al contragolpe.

Pero, a diferencia de lo ocurrido al comienzo, los rojiblancos habían rearmado su moral y espoleados por una hinchada feliz, ahora sí llegaban.

Lo hizo el Kun, el héroe local, en otra entrada vertical y velocísima en el área azulgrana ante la que Puyol sólo pudo empujarle y hacer penalti. La pena máxima la transformó Diego Forlán en el 3-1 (64').

Poco después Agüero firmó el cuarto en otra contra de forma espectacular y dio por finiquitado el partido. Era el minuto 71, el Calderón era una fiesta y al Barça ya no le sirvió ni el postrero gol de Eto'o.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios