Lección de eficacia de un Depor superior a un Racing dormido

El Deportivo de la Coruña, de la mano de un Xisco sobresaliente, autor de dos de sus tres goles , ganó al Racing con todo merecimiento en un partido que el equipo gallego encarriló en el primer minuto de juego.

El ambiente de euforia que se respiraba en la grada se congeló en apenas un minuto, cuando Toño se precipitó en un saque de portería, que recuperó Sergio para pasar a Xisco, quien dejó sentado a Oriol y batió a Toño con un tiro raso que entró ajustado al poste izquierdo.

Con el marcador a su favor, el Depor controló bien al Racing. Los centrocampistas locales no conseguían conectar con Munitis y Tchité, bien marcados por el trío de centrales deportivistas.

Aunque la posesión era del Racing, al Depor se le veía a gusto e incluso daba más sensación de peligro cuando se acercaba al área de Toño. La defensa del Racing no tenía la solidez de otras tardes y se pudo ver en la jugada del segundo gol del Depor, que marcó Coloccini al recibir dentro del área, con tiempo para perfilarse y marcar con un certero derechazo.

El Racing logró acortar distancias en una jugada de estrategia, pero aún tuvo tiempo el Depor de volver a marcar antes del descanso, de nuevo a la contra.

Tras el descanso el marcador ya no se movió más y el Deportivo fue un justo vencedor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios