Málaga: días históricos

  • La dulce resaca de San Siro, una jornada para recordar, dejará tres meses de buen regusto hasta que se dispute la ida de los octavos de final de la Champions

"Nadie contaba con nosotros pero logramos la clasificación a falta de dos fechas". Manuel Pellegrini suele esperar a haber logrado una meta para mostrarse reivindicativo. Después del brutal arranque en Champions, parecía de cajón que llegaría el pase a los octavos de final. Pero ello no le resta méritos al Málaga, que además lo certificó en un escaparate inmejorable. El listón queda a un nivel altísimo, pero puede subir un poco más, pues falta un solo punto de los seis que hay en juego para amarrar la primera plaza.

Así que muchos ya tienen subrayado en rojo el 6 de noviembre de 2012 como un día histórico. San Siro, San Isco, San Willy. Esa fecha tiende un puente hasta el año que viene, el 12 de febrero. Entonces se disputarán los primeros partidos de ida de las series eliminatorias. Ahí estará el conjunto blanquiazul. Ya no como convidado de piedra, sino como uno de los mejores en la liguilla. Insaciable.

Quiere decir que al menos quedan tres meses de sueño real en la Liga de Campeones. Con la tranquilidad de afrontar dos encuentros en los que la presión será para los adversarios y también la oportunidad de continuar engordando las arcas del club. Otros dos millones más podrían caer si el equipo blanquiazul hace pleno frente a Zenit y Anderlecht. Y de poder quedar primero para esperar, por qué no, un segundo de grupo accesible en el sorteo de mediados de diciembre, que se celebrará en la Casa del Fútbol Europeo de Nyon.

Queda mucho por jugarse aún y en algunos grupos la situación anda muy constreñida. Pero no es difícil esperar emparejamientos con rivales a priori menos temibles que alguno de los conjuntos que ya han derrotado los de Pellegrini: Olympiacos o Schalke 04, BATE Borisov, Celtic o Spartak de Moscú y Cluj o Braga.

En el bando contrario, posibles huesos difíciles de roer, pero que resultan muy atractivos para los más ambiciosos: PSG, Arsenal, Borussia de Dortmund y Chelsea o Juventus.

Últimamente el aficionado cree haber vivido su día más feliz con el Málaga hasta que llega otro que lo supera. Si atónito se quedó más de uno con la goleada al Zenit, la faena se mejoró aún más igualando el resultado en Bruselas. Luego cayó el histórico Milan; el martes trajo la clasificación matemática.

Aunque en Liga se ha apreciado una bajada de rendimiento, los resultados han seguido intactos en Europa. Ahora el aficionado no ve límites a su equipo. Y casi sin esperar a lo que deparará el sorteo de los cruces, ya se ve con posibilidades de llegar a cuartos de final. El ejemplo del debut de Pellegrini con el Villarreal en Champions, al que llevó hasta semifinales, está en la cabeza de más de uno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios