'Match-ball' para Claudio

  • Al Cádiz sólo le vale ganar al Marbella tras sufrir dos derrotas consecutivas

Pocos podían imaginar a principios de temporada, allá por finales del mes de agosto de 2015, que el Cádiz iba a llegar a la 24ª jornada del campeonato nacional de Liga enmarañado en su momento más complicado, con el liderato casi perdido del todo y bajo la máxima presión después de dos dolorosas derrotas consecutivas (frente a Granada B y Algeciras) que han hecho mucho daño por la fuga de puntos y las negativas prestaciones de una escuadra envuelta en un mar de dudas tras quebrar una dinámica de tres éxitos concatenados (ante Real Jaén, Recreativo de Huelva y Cartagena). Momento delicado para el equipo y también para el entrenador, Claudio Barragán, en una situación incómoda de la que sólo puede salir ileso con la solución de la victoria. No hay otra. El banquillo es siempre la parte más frágil, la que antes se rompe cuando las cosas no funcionan.

El conjunto amarillo recibe al Marbella con la inexcusable obligación de ganar delante de una afición. La respuesta de la hinchada dependerá de lo que sea capaz de ofrecer un equipo que tiene que reaccionar sin demora.

El preparador cadista no puede contar con Jandro, con molestias musculares en una pierna, ni con el portero Pol Ballesté, que arrastra problemas físicos y será suplido en la convocatoria por Álex Lázaro, del filial. La doble novedad en la zona de ataque es el previsible regreso al once inicial de Dani Güiza y Lolo Plá, ausentes por sanción en la visita al Nuevo Mirador.

La necesidad del triunfo va aparejada al objetivo de entrar en la fase de ascenso. Si no puede ser como campeón de grupo en una misión que se ha vuelto casi imposible (está a nueve puntos del Murcia), debe amarrar al menos otras de las tres plazas de privilegio. El Cádiz inicia la jornada desde la cuarta posición con dos puntos menos que el segundo y el tercer clasificado (Sevilla Atlético y UCAM Murcia, respectivamente) aunque la prioridad inmediata es evitar que el quinto en la tabla, el Granada B, apriete aún más a los gaditanos, a los que ha recortado seis puntos en las últimas dos semanas hasta situarse a sólo cuatro y además con el 'goal average' a su favor. Sumar tres contra el Marbella es vital para mantener la distancia e incluso agrandarla si el filial nazarí no lo hace en su encuentro a domicilio con los sevillistas.

No ha sido una semana fácil para el Cádiz. Todo lo contrario. El duro revés ante el Algeciras, por la derrota y la pésima imagen, acrecentó la indignación de la afición y aumentó las críticas de los medios de comunicación. La entidad apela a la unión pero para que reine la tranquilidad no hay otro remedio que la victoria contra un Marbella, donde destaca la figura de Apoño. Son bajas Juanfri y Javi Hernández, y Gabi Ramos es duda. Alineaciones probables

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios