Mejor en casa que fuera

  • El Córdoba, en su regreso a 2ª, es una de las gratas sorpresas de la Liga · Los de Jémez han perdido puntos a última hora que les han privado de estar más arriba

Después de dos años en el infierno de la Segunda B, el Córdoba volvió a Segunda el pasado verano tras eliminar al Pontevedra. Se producía pues el ansiado ascenso de la mano de Pepe Escalante, un técnico al que contra todo pronóstico se le comunicó que no entraba en los planes del club para la presente campaña. En su lugar, la dirección deportiva que dirige Emilio Vega contrató a otro hombre de la tierra, Paco Jémez.

Su experiencia como jugador y su profesionalidad nadie la dudaba, pero su escaso currículo como técnico, pues sólo había entrenado al Alcalá en la Tercera madrileña, ponía en entredicho su contratación por parte de muchos aficionados. Sin embargo, el cordobés ha demostrado con creces su valía, no solamente porque su equipo es un bloque sólido y competitivo, sino además por su filosofía futbolística: el gusto por tratar bien el balón.

El club ha mantenido a la columna vertebral del ascenso (un total de 15 jugadores) y la ha reforzado con jugadores experimentados en esta Segunda División como los casos de los ex xerecistas Javi Katxorro y Julio Iglesias, el malagueño Juanlu, el argentino Cristian Álvarez o los medioscentros Ito y Acciari.

Su media de edad ha aumentado considerablemente hasta situarse en 28'7 años, quizás una de las más altas de la categoría, pero con una experiencia más que interesante. Y es que hasta siete jugadores pasan de los treinta años, y hasta cuatro llegan a los treinta y cinco.

Línea por línea analizamos primero la portería, una posición en la que la lesión de principios de Liga de Julio Iglesias sirvió para que el espigado Valle, de 1'90, se hiciera con el puesto de titular. No obstante, su irregularidad y algunos errores cometidos en partidos concretos ha abierto el debate sobre su continuidad.

En defensa destaca la capacidad de mando del italiano Pierini, un jugador con una dilatada trayectoria y que sobresale por su contundencia y sobre todo por su perfecta colocación. Junto a él se coloca Pablo Ruiz, un jugador cedido por el Sevilla, y que tiene ante sí una oportunidad única para demostrar cuál va a ser su nivel. En bandas, las lesiones y las sanciones han mermado el lateral derecho, de ahí que Jémez haya tenido que echar mano del canterano Troyano. En la izquierda el chiclanero Diego Reyes es fijo.

En mediocampo, Ito intenta ser el punto de referencia mientras Acciari y Endika Bordas son sus más firmes escuderos. Katxorro aporta su calidad a dicha zona, aunque a veces ocupa posiciones más avanzadas, pero no por ello ha perdido su capacidad para dar un pase inverosímil.

Otra de las virtudes cordobesas es la velocidad de sus bandas, con Arteaga (lesionado), Guzmán y Juanlu, futbolistas con mucha profundidad y buen uno contra uno. Arriba, la veteranía de Javi Moreno es un grado, pues no sólo remata, también asiste. De su especial marcaje se aprovecha Asen para ser protagonista ante el gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios