fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

fútbol · primera andaluza

Mendoza "No hay que lanzar las campanas al vuelo"

  • El entrenador del Jerez Industrial asegura que su equipo está "en línea ascendente" pero quiere "mantener los pies en el suelo".

Jesús Mendoza, en un entrenamiento del Jerez Industrial en el estadio Chapín. Jesús Mendoza, en un entrenamiento del Jerez Industrial en el estadio Chapín.

Jesús Mendoza, en un entrenamiento del Jerez Industrial en el estadio Chapín. / manuel aranda

Poco a poco, de menos a más, el Jerez Industrial ha escalado hasta la cuarta posición después de su triunfo el pasado domingo en El Rosal frente al Balón, al que adelantó en la clasificación. El triunfo sirvió a los de Jesús Mendoza para seguir la estela de los tres primeros, situándose a tres puntos del Tesorillo y del Trebujena y a cuatro del Chiclana Industrial, que tiene que visitar La Juventud dentro de unas semanas.

El Jerez Industrial completó en El Rosal un partido muy serio, sin apenas fisuras en defensa maniatando a un Balón que hasta este fin de semana era el equipo más goleador de la categoría. "El equipo estuvo muy sólido, hicimos un partido muy completo y apenas nos crearon ocasiones. Sólo después de la expulsión de Rodri cabía la duda de cómo iba a responder el equipo pero fuimos merecedores a la victoria desde el primer minuto, creando ocasiones y tiene doble mérito porque el Balón todavía no había perdido en su casa. El equipo hizo un trabajo buenísimo y esa es la línea. La verdad es que me fui muy satisfecho del partido que hicimos", manifiesta el técnico blanquiazul, Jesús Mendoza.

"Hay que seguir con la misma humildad, es lo que hasta ahora nos ha dado resultado"

Los industrialistas se mostraron muy firmes en la zaga y, de hecho, los locales no dispararon en ninguna ocasión entre los tres palos si bien apretaron en el tramo final cuando los jerezanos jugaban con diez por la expulsión de Rodri. Mendoza afirma que fue uno de los mejores, si no el mejor, partidos de su equipo en la faceta defensiva. Nada que ver con el encuentro de la semana anterior frente al Chipiona. "El Balón tiene mucho potencial en ataque, crea muchas ocasiones y era el máximo goleador de la categoría y es que ni nos tiró entre los tres palos. Eso significa que el equipo hizo un buenísimo trabajo defensivo y luego en ataque no le perdimos nunca la cara al partido, fuimos a por el triunfo y es para estar satisfechos con el trabajo de todos".

Aplicarse en defensa significó que el equipo no tuviera esa alegría de otras jornadas en ataque aunque en la primera mitad dispuso de un par de ocasiones muy claras para adelantarse. Finalmente, el gol llegó en una jugada de estrategia, obra de Piñero, que está en un momento de forma espectacular. Balón que toca, balón que va a gol. El atacante, que suma ya 14 dianas, jugó en El Rosal como referencia atacante debido a las ausencias de los lesionados Villalustre y López. Mendoza acabó contento con su rendimiento. "El chaval jugó en punta, se fajó bastante bien, tuvo ocasiones y trajo loca a la defensa local. Todo el equipo me está demostrando que tiene ganas y cuando hay más competencia en el equipo los jugadores se esfuerzan más", señaló.

Mendoza confía en que el triunfo en El Rosal le sirva al equipo para seguir creciendo pero advierte de que hay aún no se ha conseguido nada. "La victoria nos ayuda a seguir teniendo opciones. Ganar en casa del Balón nos tiene que servir para que sea un acicate y para motivarnos más aún, para que la gente vaya con ilusión y a tope en los entrenamientos. A todo el mundo le gustar estar ahí arriba, estamos en una línea ascendente y hay que aprovecharlo. Para los de arriba es complicado mantener una regularidad. Nosotros estamos bien pero no hay que lanzar las campanas al vuelo sino tener los pies en el suelo, tener humildad porque eso es lo que nos ha dado resultado hasta ahora. Tenemos un equipo joven y con ilusión y, hombre, a todo el mundo le gusta estar ahí arriba y nosotros estamos ahí empujando, nos hemos colocado cuartos y los rivales seguro que nos empiezan a tener en cuenta. Eso es importante, que nos tomen en serio, aunque yo creo que ya nos veían así porque el equipo ha hecho buen fútbol durante toda la temporada, creando muchas ocasiones. En ese aspecto no le pongo un pero al equipo aunque es verdad que ha habido partidos malos pero en un campeonato largo no se puede estar siempre a buen nivel".

El club está pendiente de cuántos partidos le caen a Rodri después de la infantil expulsión que sufrió el domingo. Mendoza quita hierro en público aunque seguro que el rapapolvo le cae al jugador en privado: "Fue (la expulsión) una tontería. Lo estuvieron buscando, ya saben cómo es y el temperamento que tiene pero tampoco creo que fuese para tarjeta roja. Hubo una jugada similar con Antoñito y sólo fue amarilla. Estamos muy encima de él, tiene unas condiciones físicas impresionantes, entrena muy bien pero le falla muchas veces la mente. Tiene que aprender de esto porque primero se perjudica él y luego, lo más importante, perjudica al equipo. No tiene que volver a hacerlo", zanjó el técnico.

La Liga sigue y la próxima jornada depara un derbi local ante el San José Obrero, de nuevo a domicilio. "Lo estuve viendo el otro día contra el Recreativo Portuense, el campo es pequeño, es un derbi local y seguro que nos pondrán las cosas complicadas". El Juan Fernández 'Simón' es un terreno de juego de reducidas dimensiones, que en principio no viene bien al equipo de Mendoza, al que gusta jugar por las bandas.

El míster industrialista conoce bien al equipo de Canito: "Intentaremos preparar el partido lo mejor que podamos. Conozco la forma de jugar del San José Obrero. Buscan las diagonales y a partir de campo contrario empieza a jugar sin arriesgar atrás. Hay que tener cuidado con eso y luego jugar nuestras bazas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios