Messi baja a la Tierra y afronta su otro reto

  • El argentino, que volvió a exhibirse con el Barcelona, juega el miércoles con Argentina ante la Portugal de Cristiano Ronaldo

Después de cuatro hat tricks, del Balón de Oro y de los récords con el Barcelona, Lionel Messi bajará a la Tierra para retomar el miércoles su deuda pendiente en la selección argentina.

El astro argentino, figura trascendental del Barcelona en la vigésimo segunda jornada de la Liga, viajó ayer a Suiza para ponerse a punto de cara al amistoso del próximo miércoles contra el Portugal de Cristiano Ronaldo.

La Pulga marcó el sábado los tres goles de la victoria por 3-0 sobre el Atlético y llevó al equipo azulgrana a batir la marca de mayor cantidad de victorias de liga consecutivas en la historia del campeonato español con 16.

"Es un jugador muy superior a la media, capaz de marcarse sus propios retos. Sin él, seríamos un buen equipo, ganaríamos partidos, pero no con esta solvencia y no seríamos lo mismo", aseguró su entrenador, Josep Guardiola, después de la victoria ante los madrileños. "Todos los grandes equipos de la historia han tenido un jugador diferente, un punto de referencia, y él nos la ha dado. Para ganar 15 partidos consecutivos necesitas a un Di Stéfano y para ganar 16 tienes que tener a alguien como Messi", añadió Guardiola.

El argentino ya alcanzó los 40 goles en la temporada y está apenas a siete de la cifra alcanzada el año anterior, aún con cuatro meses de juego por delante.

Pero Messi dedica ya su atención exclusiva al amistoso del miércoles contra Portugal y a su choque contra Cristiano. El ámbito albiceleste representa, hasta el momento, el desafío más complicado para la carrera del ganador de los últimos dos Balones de Oro.

A cinco meses del inicio de la Copa América, el conjunto dirigido por Sergio Batista afrontará su primer examen de 2011. La apuesta de renovación del entrenador quedó clara para el choque del miércoles: el sucesor de Diego Maradona dejó fuera de la convocatoria a jugadores como Demichelis, Heinze, Agüero y Carlos Tévez. Los últimos tres, pilares indiscutidos del anterior ciclo. Además, el técnico planea enarbolar su proyecto alrededor de Messi y ubicar al rosarino en el campo en una posición similar a la que ocupa cada semana en el Barcelona.

"Contra Portugal va a jugar de nueve, porque ahí le llega más la pelota y queremos aprovecharlo al máximo", aseguró el entrenador la semana pasada. Messi será a partir del próximo 1 de julio el conductor de una Argentina obligada a llevarse el título en la Copa América por la jerarquía de su plantilla y por su condición de equipo anfitrión.

Hasta el momento, el equipo sudamericano derrotó a Irlanda, Brasil y España y perdió contra Japón en los cuatro partidos disputados bajo las órdenes del Checho.

El duelo del miércoles entre Argentina y Portugal también tendrá el aliciente del choque entre los dos máximos animadores de la Liga española. Messi se verá las caras con Cristiano Ronaldo por segunda vez en la temporada y por primera vez defendiendo sus respectivos colores nacionales.

Ambos cracks mantienen una disputa intensa por el galardón de máximo goleador de la Liga y por la consagración como mejor jugador de la Liga. Hasta el momento, el argentino se impuso con el Barcelona por 5-0 al Madrid del luso en el único enfrentamiento entre ambos en la temporada.

Messi arribó ayer a la ciudad suiza de Nyon, en las afueras de Ginebra, aunque no se entrenó junto a sus compañeros de la selección a causa de una ligera sobrecarga muscular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios