fútbol Liga santander

Messi recupera el crédito para el Barça

  • El argentino guía al triunfo a los azulgrana en un duelo ante la Real que tuvo un primer acto trepidante

Leo Messi golpea el balón ante el realista Illarramendi. Leo Messi golpea el balón ante el realista Illarramendi.

Leo Messi golpea el balón ante el realista Illarramendi. / andreu dalmau / efe

El Barcelona truncó su reciente mala racha de resultados y juego con una agónica victoria sobre la Real Sociedad con un doblete del argentino Leo Messi en un entretenido y disputado partido.

En el reencuentro de los azulgrana con su hinchada tras las derrotas frente al Málaga (2-0) y la Juventus en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones europea (3-0), el genio del astro argentino lideró la reconciliación. Los goles de Messi en el minuto 17 y 37 de partido, y el de Paco Alcácer, en el 44, hicieron pensar que todo puede ser aún posible.

Esta victoria nos refuerza y si jugamos como contra el PSG o el Sevilla, remontaremos"

La Liga porque, con la victoria, el Barcelona se mantuvo a tres puntos del Real Madrid, justo antes de visitar el estadio Santiago Bernabéu en el clásico del campeonato. La Champions, porque si los dirigidos por Luis Enrique voltearon un 4-0 ante el Paris Saint Germain con un 6-1 en el Camp Nou y ayer enlazaron su partido número 22 sin perder en casa, la racha invita a soñar.

Los dos goles de la Real y la sufrida segunda parte, sin embargo, pusieron sobre aviso. El tanto en propia puerta del francés Samuel Umtiti, en el 42, y el de Xabi Prieto, en el 45, evidenciaron la fragilidad de un Barcelona incapaz de encontrar la regularidad.

Despiertos y acertados en una primera parte en la que aprovecharon bien las bandas desde el 4-3-3, a los azulgrana les costó imponerse en una segunda mitad en la que la Real buscó igualar el encuentro a través de posesiones más largas.

Los dirigidos por Eusebio Sacristán habían visto en los primeros 45 minutos cómo Messi les ponía las cosas muy de cara a los suyos, después de que Piqué y Ter Stegen abortaran, en los primeros minutos, dos clarísimas ocasiones de gol.

En tres acciones magistrales, el astro argentino mudó el panorama. En la primera, Messi abrió el marcador con un disparo raso y pegado al palo defendido por Germán Rulli. En la segunda, el diez azulgrana volvió a marcar al aprovechar un rechace de su compatriota a disparo del uruguayo Luis Suárez para batirlo de nuevo.

En la tercera, el cinco veces Balón de Oro asistió de manera precisa para que Alcácer, que ayer sustituyó al sancionado Neymar, cruzara al palo largo del portero argentino de la Real.

Dos minutos antes, Umtiti se había autoflagelado porque su cuerpo desvió a gol un disparo de Íñigo Martínez. Y justo antes de que el árbitro indicara el descanso, Xabi Prieto dejó todo a expensas de la segunda parte al culminar en gol un contrataque que evidenció la precipitada relajación azulgrana.

El tanto fue un golpe para los de Luis Enrique que, a la vuelta de la pausa, sufrieron de lo lindo para mantener el marcador.

Mientras el Barcelona apenas creó ocasiones claras de gol, la Real se cansó de generar oportunidades para firmar el empate a tres. La zaga y el portero azulgrana se multiplicaron para evitarlo.

Y Luis Enrique movió el banquillo para intentar recuperar el control. Iniesta se incorporó al juego en sustitución del portugués Andre Gomes. Y Denis Suárez entró por Alcácer.

Los azulgrana resistieron como pudieron. Y aunque con sufrimiento final y muchas dudas defensivas, se llevaron una victoria que los mantiene vivos para encarar una semana decisiva: el miércoles, la Juventus les exigirá una nueva remontada épica para conquistar el pase a las semifinales de la Champions. El domingo, el Real Madrid los espera en su estadio para intentar sentenciar la Liga a su favor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios