fútbol liga santander

Monchi se ampara en la fatiga

  • El director deportivo sevillista confía en las estructuras del club y dice que la Roma es una opción a estudiar

  • El Sevilla llegó a ofrecerle cuatro veces más de lo que cobra ahora

Monchi se tapa el rostro durante la rueda de prensa en la que dio las razones para su marcha del Sevilla. Monchi se tapa el rostro durante la rueda de prensa en la que dio las razones para su marcha del Sevilla.

Monchi se tapa el rostro durante la rueda de prensa en la que dio las razones para su marcha del Sevilla. / juan carlos vázquez

Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi en el universo del fútbol, ya no es el director deportivo del Sevilla. Se va como él quería, aplaudido por el club y sin pagar la cláusula de rescisión de su contrato. Deja el cargo, aunque seguirá cumpliendo sus funciones, que irá abandonando paulatinamente en las próximas semanas. Él mismo explicó ayer cuándo será la despedida protocolaria ante la afición en una extensísima rueda de prensa. "El club me ha ofrecido varias posibilidades de despedida, y yo he optado hacer lo más sencillo posible, si difícil es una rueda de prensa, dos serían imposible. Les he pedido que el acto que me han ofrecido sea en el estadio, es muy precipitado el día del Sporting, y será el día del Deportivo, porque me gustaría despedirme de todos los aficionados que acuden al Ramón Sánchez-Pizjuán".

Monchi dijo que "siente un vacío muy grande" desde que se hizo oficial el jueves su salida, pero también un alivio. "Esto produce un vacío difícil de digerir. En estas 15 ó 16 horas he pensado, quillo, para qué te has metido en este lío. Pero de verdad que lo necesito y me he dado cuenta de ello. Es de los días más duros de mi vida, pero lo necesitaba. No hay nada más que la necesidad de un cambio".

En primer lugar, Monchi argumentó la razón de su marcha, insistiendo en esa necesidad vital: "No es un tema profesional, es un tema muy personal, lo he comentado muchas veces. Las razones están en consonancia con el agotamiento, son 29 años en esta casa, 17 años como director deportivo con un nivel de implicación, de presión y de exigencia muy grande. Ya en mayo quise irme, y me equivoqué en la forma y en todo y no se produjo, pero mi idea seguía latente y no hay que buscar muchas razones más. El único culpable o responsable soy yo. El esfuerzo del club ha sido enorme, no tiene nombre. Lo han intentado con cariño, con más protagonismo, con esfuerzo económico, con una oferta que en ningún caso alcanzaré a ganar fuera de aquí. Pero es un tema de necesidad, de coger aire". El Sevilla le ha llegado a ofrecer un contrato que cuadriplicaba sus emolumentos actuales.

También aseguró Monchi que pretende volver en un futuro no muy lejano, si el club lo llama de nuevo. "Yo de aquí no puedo irme diciendo adiós, o hasta nunca, sino hasta luego, hasta siempre o hasta la próxima. No sé lo que pasará en el futuro. Ojalá lo hecho por mí sólo quede en el recuerdo y quede borrado por lo que venga después. Pero si el Sevilla tiene a bien llamarme porque me necesite y yo esté ya recuperado y haya cogido aire, no tendré ninguna duda. Como he dicho muchas veces, vendría si es necesario hasta para pintar el campo".

Monchi negó que haya firmado con la Roma, y sólo reconoció que es una de las opciones que maneja. "No, no, de verdad, quiero que me creáis. Entiendo que haya gente que no me crea, no tengo ningún compromiso con nadie, no tengo firmado tres años ni esa cantidad (5 millones de euros anuales) que se dice, ojalá. Es verdad que la Roma ha mostrado interés y no es el único club, es verdad que estuve en Londres y fue un error no haber avisado al presidente. Estuve para escuchar, para ver el proyecto, pero ha habido otros ofrecimientos. La Roma es de los que más interés ha puesto, pero no tengo firmado nada".

Incluso aseguró que no tiene claro que vaya a trabajar la temporada próxima en algún club: "Si no encuentro lo que me convenza me voy a La Barrosa y a San Fernando, y vengo de vez en cuando a Sevilla. Tengo cosas que pueden ser interesantes, y tengo que estudiarlas, pero no descarto esa posibilidad, no la descarto".

Y explicó por qué se despide ahora, con el equipo en plena lucha. "Lo intenté el año pasado y también dijisteis que era mala época. Cuando uno no quiere que pase algo nunca es buen momento".

También rechazó que haya un ánimo apocalíptico entre la afición. Por último, Monchi, que considera que su adiós "no puede considerarse un fracaso del club", al ser una decisión personal suya, dijo que se queda con Eindhoven como su mejor momento en el Sevilla. En la rueda de prensa se hizo público que Monchi no tendrá que pagar nada de la cláusula que estipulaba su contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios