Munar, una promesa con el sello de los Nadal

  • El mallorquín, finalista júnior de Roland Garros, cayó ante Gael Monfils

Espíritu competitivo, intensidad, trabajo. La academia de Rafael Nadal tuvo ayer a un fiel representante en Australia y no se trató del número uno del tenis, sino de un joven mallorquín llamado Jaume Munar, finalista del Roland Garros júnior de 2016.

Con 20 años Munar disputó su primer partido en un Grand Slam y, pese a la derrota ante el francés Gael Monfils, demostró que tiene potencial para pelear más arriba de lo que muestra su puesto en el ránking, el 187.

Nacido en Santanyí, en el sureste de Mallorca, Munar es un joven ligado en muchos aspectos a Nadal. Es su amigo, se entrena en su academia y en Australia compartieron varios momentos juntos, casi al punto de fundirse en un mismo equipo.

El entrenador de Munar, Tomeu Salvá, trabaja en la academia inaugurada en 2016 por Nadal y es uno de los mejores amigos del número uno. Disputaron juntos una innumerable cantidad de torneos en juveniles, aunque Salvá puso fin a su carrera de forma prematura a los 21 años.

Ahora, se dedica a formar a jóvenes como Munar junto a Toni Nadal, el tío e histórico entrenador del astro, quien a partir de este año se dedica en forma exclusiva a la academia de Manacor.

Munar mide 1,83 metros y decidió hace un tiempo trasladarse de Barcelona a la academia para poder estar cerca de su familia en Mallorca y también para nutrirse de la experiencia de los Nadal.

"Me siento cercano a ellos, son un punto de apoyo. Tanto Rafa como Moyá y su equipo siempre me intentan ayudar", explicó Munar. "Es un refuerzo que tengo detrás, gente que me puede enseñar muchísimas cosas".

Munar acabó acalambrado tras la derrota ante Monfils por 6-3, 7-6 (7-5) y 6-4, pero con la satisfacción de haber dado en Australia un gran salto en su carrera.

"He dado un paso adelante aquí", aseguró Munar, quien estuvo muy cerca de llevarse el segundo set. "Me da que pensar que puedo jugar a este nivel y jugar de tú a tú con gente que está arriba del todo", señaló. "A partir de aquí tengo que centrarme en seguir mejorando, creo que llevo una línea ascendente muy buena en los últimos meses".

El propio Nadal destacó esta semana la actuación del jugador de su academia, aunque lo llamó a seguir trabajando duro y progresando. "Ha sido un buen comienzo de año para él, para su confianza", dijo Nadal esta semana sobre Munar. "Un poquito la confirmación de que el trabajo que está haciendo da sus frutos".

"Ha mejorado algunas cosas importantes para su futuro, pero sabe que tiene que seguir. Y en eso está, creo que es suficientemente inteligente para saber lo que necesita", analizó Nadal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios