TENIS MASTERS DE MONTECARLO

Nadal abruma en la final de Montecarlo

  • El balear sólo necesitó hora y media para vencer a Kei Nishikori

  • Es la undécima vez que gana el torneo

Nadal alza los brazos tras el punto definitivo ante Nishikori. Nadal alza los brazos tras el punto definitivo ante Nishikori.

Nadal alza los brazos tras el punto definitivo ante Nishikori. / SEBASTIEN NOGIER / EFE

Sin ceder un set en todo el torneo, Rafa Nadal se paseó en Montecarlo y engrosó su ya extensísimo palmarés, que ya reúne once trofeos del Masters monegasco. En la final se deshizo del japonés Kei Nishikori en 93 minutos, al que batió por 6-3 y 6-2. Una victoria con la que consigue su primer título de la temporada.

Lo cierto es que no es la primera vez que Nadal acaba Montecarlo sin haber cedido ningún set, sino la quinta. Ya lo logró en 2008, 2009, 2010 y 2012. Y los registros del balear en el Principado no se quedan ahí. De hecho, Rafa sólo ha perdido una de las doce finales que ha disputado, la del 2013, ante Novak Djokovic.

Con Nishikori tenía cuentas pendientes, pues fue el japonés quien le arrebató la medalla de bronce en los Juegos de Río. En el último duelo entre ambos, y esta vez el español, en uno de sus torneos fetiche, no tuvo compasión.

Y eso que el asiático que había llegado a la final dejando en el camino, entre otros, a huesos como Marin Cilic o Alexander Zverev. Suyo ha sido el mérito de convertirse en el primer japonés en alcanzar la final de Montecarlo, y sobre todo, después de sobreponerse a una lesión de muñeca que le tuvo muchos meses fuera de las pistas. "Felicidades Kei, porque sé lo difícil que es volver después de una lesión, te deseo lo mejor para el resto del curso", lo congratuló Nadal.

Nishikori, sin embargo, no pudo inquietar demasiado. El español, en una pista que se conoce al dedillo, estuvo sólido, agresivo y ganó el partido cediendo una sola vez su servicio. Nadal lleva ya ganados 36 sets seguidos sobre tierra batida, récord personal en esta superficie.

El de Montecarlo el 31º título de Masters 1.000 del manacorí. "Los últimos cinco meses han sido muy difíciles, muy duros y siempre es una alegría volver a ganar aquí", zanjó. Su próxima parada será el Conde de Godó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios