tenis conde de godó

Nadal, en la décima semifinal del Godó

  • El balear batió al correoso tenista coreano Chung

  • Ramos no culminó ante un Andy Murray que sudó

Rafa Nadal ejecuta su revés a dos manos ante el coreano Hyeon Chung en cuartos de final del Trofeo Conde Godó. Rafa Nadal ejecuta su revés a dos manos ante el coreano Hyeon Chung en cuartos de final del Trofeo Conde Godó.

Rafa Nadal ejecuta su revés a dos manos ante el coreano Hyeon Chung en cuartos de final del Trofeo Conde Godó. / ANDREU DALMAU / efe

Rafael Nadal, vigente campeón del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, se clasificó por décima vez para las semifinales del torneo, tras derrotar al coreano Hyeon Chung, por 7-6 y 6-2, en una hora y 44 minutos de juego.

Nadal reconoció en la víspera que no conocía a Chung y que tendría que ver algún vídeo de él, un jugador al que nunca se había enfrentado y que, a sus 20 años, ocupa el puesto 94 mundial.

El español, que había empezado como un tiro en las rondas procedentes, pareció salir a verlas venir, como si antes de ofrecer todo su repertorio de golpes quisiera comprobar de lo que su rival era capaz.

Y Chung, que el pasado fin de semana disputaba la fase previa y que se ha convertido en una de las revelaciones del torneo, no defraudó. El jueves eliminó con autoridad a uno de los jóvenes talentos del circuito, el alemán Alexander Zverev, y ayer exhibió un tenis sin fisuras ante el nueve veces campeón de Roland Garros, que necesitó jugar un partido de menos a más.

Nadal tuvo que emplearse a fondo y necesitó 63 minutos para llevarse el primer set, gracias a un tie-break casi inmaculado (7-1) en el que su derecha corrió como en sus mejores tiempos.

Pero hasta llegar al desempate, tuvo que sudar de verdad. Chung le rompió el saque en el tercer juego y Nadal lo recuperó en el sexto, pero necesitó salvar una nueva bola de rotura, con 5-5 en el marcador, para no complicarse el primer parcial.

El quinto jugador del mundo acababa de comprobar cómo Chung no estaba dispuesto a dar ninguna concesión. El coreano había fallado muy poco en el primer set, había sacado bien y se había defendido con solidez desde el fondo de la pista.

Así que Nadal, ya avisado, aceleró hacia la victoria en la segunda manga. Rompió el saque a Chung a las primeras de cambio y se colocó 2-0. El coreano empezó a dudar y a tomar malas elecciones y Nadal repitió rotura en el quinto juego para cerrar el partido con el 6-2 final.

Quien no pudo pasar a semifinales fue Albert Ramos, que a punto estuvo de dar la sorpresa frente a Andy Murray. El número uno del mundo, derrotó al español por 2-6, 6-4 y 7-6 (4), en un durísimo partido que mantuvo a ambos tenistas durante tres horas en la pista barcelonesa.

Murray sudó de lo lindo ante el décimo cabeza de serie del torneo para vengar su derrota de hace una semana en los octavos de final de Montecarlo, donde cayó ante el barcelonés también en tres mangas. Hoy se medirá en la penúltima ronda al austríaco Dominic Thiem, cuarto favorito y noveno del escalafón.

Ramos estaba jugando un gran tenis, atacando cuando era necesario y defendiéndose cuando Murray sacaba a relucir su agresividad. Ganó bien el primer set y no fue hasta el tie-break del tercer set cuando el británico lo vio claro. Murray no es por casualidad el mejor tenista del momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios