Neymar se despide del clásico, de momento

Neymar se perderá el clásico de la Liga ante el Real Madrid del 23 de abril, tras ser sancionado con tres partidos de suspensión. El Comité de Competición de la Federación Española resolvió castigar al brasileño con un encuentro por la expulsión sufrida ante el Málaga y otros dos por aplaudir al cuarto árbitro cuando se marchaba a los vestuarios. Sin embargo, el Barcelona anunció que apelará la sanción, aunque no parece probable que consiga una reducción dados los precedentes. En todo caso, necesitaría una rebaja de dos partidos para que jugase un clásico que se antoja trascendental en la lucha de Real Madrid y Barcelona por el título de Liga.

Todo ocurrió en el choque de la pasada jornada en La Rosaleda. Neymar fue amonestado por obstaculizar el saque de una falta atándose las botas después de ser advertido por el colegiado, Gil Manzano, de que se apartara si no quería ser sancionado. Después realizó una fuerte entrada sobre Diego Llorente que significó la segunda amarilla y, por consiguiente, la expulsión. Tras ver la cartulina roja el delantero azulgrana se dirigió hacia los vestuarios y en su camino puso la mirada en el cuarto árbitro, a quien aplaudió irónicamente. Al finalizar el encuentro, el acta de Gil Manzano consignó este hecho, merecedor de dos partidos más de sanción reglamento en mano.

El comité aplicó el grado mínimo contemplado en el artículo 117 del Codigo Disciplinario: "Dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por un mes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios