Oportunidad a domicilio

  • El Deportivo, que no gana fuera desde el 1 de noviembre, aspira a romper su mala racha como visitante ante un rival que solo ha ganado uno de sus últimos cinco partidos en casa

Con 5 puntos de ventaja sobre el octavo -el Recreativo Portuense, que ganó ayer en Sanlúcar-, al Xerez CD se le presenta esta tarde en el Municipal de Villamartín una oportunidad para romper con su mala racha a domicilio y aumentar su colchón de puntos entre los siete primeros, puestos que dan derecho la próxima campaña a militar en la nueva División de Honor.

Porque pese a las ambiguas declaraciones de Jesús Rodríguez, uno de los administradores concursales, el pasado martes en Onda Jerez, la situación extradeportiva no ha cambiado: todo sigue pendiente de la Audiencia Provincial. Lo demás ha sido mucho ruido y pocas nueces aunque alguno haya anunciado la liquidación antes de tiempo y otros incluso la hayan celebrado.

Y en estas llega la jornada 25, en la que el Deportivo visita Villamartín, territorio tradicionalmente hostil para cualquier equipo jerezano y donde el equipo de Vicente Vargas tratará de romper su mala racha a domicilio, y es que los azulinos no ganan fuera de Jerez desde la 9ª jornada, la visita a Los Cortijillos (2-4) a primeros de noviembre. En estos casi cuatro meses, el Xerez cayó en las visitas a Recre B (2-1), Rota (4-2), Cartaya (3-0) y Bazán (1-0) y empató en Isla Cristina (0-0) y en Chapín con el Jerez Industrial (1-1).

Seis salidas sin ganar y racha adversa a romper, objetivo esta tarde en feudo del penúltimo clasificado, un Villamartín que tampoco anda sobrado en el Municipal: antes de la victoria contra el Algeciras B (2-1) en su último partido como local, los serranos acumulaban cinco partidos sin ganar en su feudo, con derrotas ante el Cartaya (3-4), Sanluqueño B (0-1) y Chiclana (2-3) y empates ante Bazán (3-3) y Jerez Industrial (1-1).

Por tanto y a priori, el envite de esta tarde parece propicio para que los azulinos vuelvan a saborear un triunfo a domicilio y regresen con los tres puntos en el zurrón pero en el Deportivo no se fían en absoluto del Villamartín porque tampoco se desplazan, por mor de las bajas, en las condiciones ideales. En efecto, una semana más Vargas tendrá que recomponer líneas y confeccionar un once distinto al no poder contar con todos sus efectivos.

En el parte de bajas figura el delantero Miguel, que se había reincorporado tras estar ausente por motivos laborales -en Guadalcacín jugó media hora- pero el pasado jueves anunciaba que había sufrido un papiloma en la planta del pie, le habían operado y estará unos diez días fuera de combate.

Además de Cheché -que quizás la próxima semana comience a ejercitarse- y Javier Daniel, también se han quedado fuera de la lista por motivos físicos Moi, López y Agu, que aunque se han ejercitado esta semana aún no están en condiciones de competir, y Miguel Ángel, por motivos laborales.

En la lista es novedad Bonilla, que regresa tras cumplir sanción, y que figura en la convocatoria junto a Ángel, Agui, Rodri, Barragán, Álex, Kevin, Abraham, Isra, Alberto, Palomeque, Quirós, Carlos Cabeza, Juanma Marchante, Casares y Albertito Gil.

De estos, varios se desplazan con molestias, por lo que Vicente Vargas no decidirá la alineación titular hasta comprobar en Villamartín el estado de algunos jugadores: Juanma Marchante arrastra molestias, al igual que Barragán y Alberto, que no entrenaron el pasado viernes por precaución y para reservarlos para el partido de esta tarde. El central tiene molestias en los abductores y el centrocampista sufrió un plantillazo en Guadalcacín y todavía tiene el pie hinchado. La disponibilidad de estos tres jugadores marcará el once inicial, con Kevin, Carlos Cabeza o Palomeque como alternativas para conformar la alineación inicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios