Órdago a las noches mágicas de Riazor

  • El Deportivo está obligado a levantar un 3-0 contra el Aalborg si quiere estar en octavos

El Deportivo de La Coruña se aferra a una nueva épica europea ante el Aalborg en el estadio de Riazor después del 3-0 que encajó en Dinamarca la pasada semana, que le deja con pocas opciones de seguir vivo en las competiciones continentales. El equipo coruñés afronta la cita con los daneses con la esperanza que le da el recuerdo de la remontada ante el Brann noruego en la eliminatoria previa a la liguilla de la UEFA de esta temporada (levantó un 2-0), y las heroicas noches europeas que vivió Riazor en la Liga de Campeones ante equipos como el Milán. En aquella oportunidad, temporada 2003/04, los blanquiazules levantaron el 4-1 de la ida con un 4-0 ante su público en los cuartos de final de la máxima competición continental, pero eran tiempos en los que la plantilla deportivista estaba configurada para metas mayores. Esta vez, los coruñeses no tienen tanto potencial y, además, están justos en ataque por culpa de las ausencias que acumulan. Miguel Ángel Lotina sólo tiene disponible en ataque a Bodipo, baja hasta el pasado fin de semana por una rotura fibrilar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios